Buscar
domingo, 26 de mayo de 2024 13:53h.

Canarias contará con un sistema pionero de reflotación de cetáceos desarrollado por Loro Parque Fundación y ULPGC

Loro Parque Fundación y el Instituto Universitario de Salud Animal están colaborando en un proyecto pionero que tiene como objetivo el diseño y fabricación de un dispositivo específico para la reflotación de cetáceos varados adaptados a las características de los animales que varan de manera más frecuente en el archipiélago. 

varamiento cetáceos 1-63(1)
El sistema pretende prevenir las muertes por varamientos como las sucedidas en Escocia recientemente

Este proyecto, subvencionado por Gobierno de Canarias, dotará a todas las islas de al menos un sistema de reflotamiento que, en caso de producirse un varamiento, permita la intervención temprana de los expertos del Instituto Universitario de Sanidad Animal de la ULPGC, que son los encargados de evaluar si los animales están en condiciones de volver al mar.

Esto permitiría gestionar estas emergencias reduciendo el riesgo de muerte de ejemplares en varamientos individuales o masivos, como el que recientemente ha ocurrido en Escocia y en el que fallecieron más de cuarenta ejemplares de ballena piloto.

El desarrollo de este sistema está englobado en el proyecto MARCET II que tiene como objetivos la utilización de técnicas avanzadas de oceanografía operacional, así como de monitorización y vigilancia sanitaria de los cetáceos residentes en áreas marinas protegidas y de especial interés en la Macaronesia, para   la protección y conservación de estas especies y su puesta en valor como patrimonio natural.

Canarias es un territorio cuyas condiciones oceanográficas y climáticas favorecen que en archipiélago se hayan identificado 30 especies diferentes de cetáceos, convirtiéndolo en uno de los lugares del mundo con mayor diversidad de ballenas y delfines. Esta enorme diversidad y abundancia también es la causa de que en nuestras costas vare una media de 50 cetáceos al año, algunos de ellos vivos.

Un sistema de reflotación para Canarias

El primer prototipo estará disponible previsiblemente a finales de este verano y a finales de año se espera que la fabricación haya concluido. Entonces comenzaría el proceso de formación para que los equipos de emergencia sepan exactamente cómo hay que actuar en estos casos.

El Dr. Javier Almunia, director de Loro Parque Fundación conoce muy bien las necesidades de los cetáceos.

“Las orcas y los delfines son animales que tienen un aislamiento térmico muy eficaz, y regulan su calor corporal gracias a que están en contacto con el agua. Cuando varan vivos el calor es su mayor amenaza, por eso es importante mantenerlos a la sombra y mojarlos continuamente. Ante un varamiento de cualquier animal marino lo más importante es llamar al 112 para que se activen los servicios de emergencia. Tirar de la cola o las aletas para llevarles al agua puede producirles dolor e incluso lesiones, además de ser peligroso en el caso de animales grandes. Es imprescindible que un veterinario evalúe el estado del animal antes de devolverlo al mar y, cuando los expertos recomienden hacerlo, estos dispositivos de reflotación permitirán que se haga de una manera más fácil y segura, tanto para el cetáceo como para los servicios de rescate”.
 

Razones de los varamientos

El pasado 18 de julio apareció en los medios la noticia de que 45 ballenas habían muerto tras varar en una playa escocesa. Esta noticia, impresionante por la magnitud, no es una rareza en la naturaleza. Javier Almunia, director de Loro Parque Fundación y experto en cetáceos lo explica:

“No se conocen de manera exacta las razones por las que ocurren estos varamientos atípicos. Pero muchas especies de delfínidos viven en grupos familiares, a veces muy grandes. Si por alguna razón se acercan demasiado a la costa y no son capaces de regresar a aguas profundas al bajar la marea, pueden quedarse varadas sobre la arena y morir”.

En el caso de los varamientos masivos, la gran mayoría de los animales suelen estar en buenas condiciones de salud, y es viable devolverlos al mar para evitar su muerte. Esta tarea, sin embargo, no es sencilla, especialmente con los cetáceos de gran envergadura cuyo peso puede superar con facilidad los 2000 kilos. Disponer de este tipo de sistemas de rescate facilita enormemente la tarea de devolver a los ejemplares sanos al mar, especialmente si se trata de un varamiento masivo donde hay que proteger y reflotar a decenas o cientos de animales, a veces en lugares remotos.

En algunos casos, hay ejemplares que necesitan un periodo de recuperación más largo para poder volver al mar. Esto también está previsto en el equipamiento de varamientos, que contará con piscinas portátiles, bombas para circulación de agua, e incluso tiendas para albergar al equipo veterinario que cuide del animal. 

“En estas circunstancias es cuando se pone en valor las décadas de conocimiento y experiencia que se han acumulado por los veterinarios de los delfinarios. Gracias a los avances científicos que han hecho posibles los cetáceos bajo cuidado humano se está desarrollando una medicina veterinaria de emergencias que será clave para salvar la vida de los animales en este tipo de situaciones.” Concluye el Dr. Almunia.