');
Buscar
lunes, 04 de marzo de 2024 21:06h.

Fideuá con hígado sin fundamento

Hoy en la cocina sin fundamento, vamos a prepara una fideuá con hígado, los ingredientes para cinco o seis platos en esta receta lleva obviamente fideuá, unos pocos macarrones, hígado fresco, aceite, ajo, cebolla, queso para decorar, tomate frito y un poquito de sal. Pelamos siete u ocho dientes de ajo, una buena cebolla y con estos productos bien picados haremos la fritura con un poco de aceite ysin olvidar el tomate frito.

Fideuá con hígado sin fundamento
Fideuá con hígado sin fundamento

Pelamos siete u ocho dientes de ajo, una buena cebolla y con estos productos bien picados haremos la fritura con un poco de aceite y sin olvidar el tomate frito.

Una vez esté bien hecha la fritura añadimos el kilo de hígado bien troceados, para cuando esté bien doradito añadir el agua y dejarlo hervir durante cinco minutos para que eliminen cualquier germen, porque aunque sean todos los productos muy frescos, siempre hay que darle leña al mono hasta que rompa la cadena y cuando hayan pasado los cinco minutos, metemos el kilo de fideuá y unos poquitos de macarrones de los pequeños. Usted seguramente estará preguntándose a sí mismo, ¿Por qué añadimos unos poquitos de macarrones? en mi caso personal es porque los tenía en el armario de la cocina de una vez que sobraron y los encontré cuando estaba revolviendo.

Tenemos que dejar hirviendo el agua durante ocho minutos revolviendo de vez en cuando para que la fideuá y los macarrones no se peguen en el fondo del caldero y una vez que hayan pasado los ocho minutos, ponemos el caldero encima de una bandeja de madera para que reposen y queden que dará gusto comérselos. Ponemos una buena ración en un plato o bandeja pequeña, decoramos con queso picadito y podemos acompañarlo con vino blanco fresco, cerveza, refresco o agua.

Si usted decide preparar este plato, recuerda que las pastas tienen su encanto porque incluso puede coger un paquete de espaguetis y convertirlos en fideos de diferentes tamaños y saldrán igualmente maravillosos. Usted decide y aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.