Buscar
lunes, 20 de mayo de 2024 00:34h.

Desde la Isla de El Hierro en Canarias

Resulta que un amigo anónimo está escondido en El Hierro por motivos personales y laborales, pero cuando tu vida está llena de actividades en una ciudad, cargada de conversaciones infinitas con cientos de amigos y conocidos y de la noche a la mañana llegas a una isla donde estarás en la soledad compartiendo tu tiempo con el sonido del viento y alguna pisada de lagarto despistado encima de una hoja seca, algo tendrás que hacer porque hasta ver la tele es muy difícil.

Puente Roto, El Hierro
Puente Roto, El Hierro

El anónimo está escribiendo y cuando por vía wasap me envió un poco de su relato con una imagen real adjunta, le dije, vamos a compartirlo y respondió que estoy loco, pero tampoco importa porque en este periódico tenemos a Miguel Ángel, nuestro sicólogo y cuando lees esta nota, compartirá su versión personal y seguro que nos sorprenderá confesando que sintió al leer el "Cuaderno de Bitácora del Día 116 en la soledad de la Isla del Hierro en las Islas Canarias. (Nota 2)". Sin más preámbulos, leemos las palabras del anónimo... ¡Si mis queridos amigos, dos bitácoras el mismo día! Fascinante. Algunos podrían pensar en el aburrimiento como su motivación... nada más lejos de la realidad, hay tanto por hacer y lugares que descubrir en esta remota tierra.

En fin, harto del bullicio, del ajetreo y del ir y venir de coches y carruajes de los originarios y autóctonos pobladores de la capital de este islote que no puede por menos que asemejarse a un mercadillo medieval, y en búsqueda de un lugar más tranquilo dónde poder continuar con mis estudios de la Filosofía del Cangrejo Azabache mientras arranco alguna nota de mi Arpa bucal, regalo de mi gran amigo Johannes Morelius, vive de pronto en este extraño lugar, que guarda una clara semejanza con una vía de acceso a las profundidades marinas, y que los más antiguos del lugar llaman Puente Roto. 

Ante tamaña y sobrecogedora manifestación, no puedo más que preguntarme: ¿Será una suerte de Puerta Mística del más allá "pal aquí"? ¿Podría ser la morada del tan temido Leviatán? ¿Tienen relación los pantalones bombachos con los territorios Bimbaches?. ¿Qué opinan de este hallazgo los grandísimos naturalistas Patam du Cabrus y Pieter du Camiset A? ¿Y por sobre todo... a que huelen las cosas que no huelen? Seguiré investigando.
Fin de la transmisión