');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 07:55h.

Nueva esperanza para los gorilas de llanura: nace una nueva cría en el zoo de Londres, hija de un macho procedente de Loro Parque

El Zoológico de Londres ha dado la bienvenida a un bebé de Gorila de Llanura Occidental, una especie en peligro crítico, después de un rápido parto de 17 minutos. Este nacimiento es una gran noticia porque el recién nacido pertenece a una subespecie en peligro crítico de extinción.

Golrila de llanura Loro parque DEL HIJO DE KIBURI(1)
El recién nacido es hijo de Kiburi, que viajó a Londres desde Loro Parque en Tenerife, dentro del proyecto para proteger esta especie en peligro de extinción

Las enfermedades, la deforestación y la caza furtiva han llevado a que el número de ejemplares se reduzca en más del 60 % en los últimos 25 años. Por ello, la intervención mediante programas de reproducción como este, es muy importante para mantener la red de seguridad de la especie bajo cuidado humano. 

Este proyecto está dentro de los programas Ex-situ de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) estos programas están destinados a la gestión de poblaciones de especies animales, por miembros esta institución, con el fin de mantener poblaciones sanas para su conservación.

El padre del bebé es Kiburi, un gorila macho que llegó al Zoológico de Londres desde Loro Parque, en Tenerife, en noviembre de 2022 como parte del programa internacional de cría en cautividad para Gorilas de Llanura Occidental. Este programa garantiza la preservación de una población genéticamente diversa y saludable de la subespecie de gorila. Kiburi formaba parte del grupo de gorilas macho que residen en Loro Parque y viajó a Londres para formar su propia familia en noviembre de 2022.

La madre del pequeño es Mjukuu que dio a luz después de un embarazo de unos ocho meses y medio, a las 9:34 am del miércoles 17 de enero. El parto fue sencillo como contó Kathryn Sanders, la Gerente de la Sección de Primates del Zoológico de Londres:

"Comenzamos nuestro día como de costumbre, les dimos el desayuno a los gorilas y comenzamos nuestras rutinas de limpieza. Cuando regresamos a sus guaridas, pudimos ver que Mjukuu comenzaba a estirarse y agacharse, señales de que estaba en trabajo de parto".

Desde las cámaras de seguridad, el personal al cuidado de los gorilas del parque, siguió atentamente la evolución del parto y la feliz llegada del pequeño dejando que la evolución de los acontecimientos fuera lo más relajada y natural posible.

"Después de un parto muy rápido, solo 17 minutos, vimos en la cámara a Mjukuu sosteniendo tiernamente a su recién nacido y demostrando sus maravillosos instintos maternos, limpiando a su cría y revisándola".

Profundamente maternales, los gorilas cuidan de sus crías de manera muy afectuosa. Después del parto, se produjeron los momentos más emocionantes: Las atenciones y abrazos, y la amorosa inspección con la que Mjukuu recibía a su bebé mostraron las extraordinarias cualidades de esta espectacular especie. Después, los jóvenes del grupo, Alika y Gernot, se acercaron curiosos, a conocer al nuevo habitante.

Por ahora no se conoce el sexo del bebé, que ha permanecido cerca y acurrucado en los brazos amorosos de su madre desde que nació. Esta cercanía se prolongará durante los primeros seis meses de su vida.

Kathryn agregó: "Decir que estamos felices por esta nueva llegada sería un gran eufemismo. Todos hemos estado caminando con sonrisas de oreja a oreja. Le daremos a la madre y al bebé mucho tiempo y espacio para conocerse, y al resto de la tropa para acostumbrarse a su nueva incorporación. Están tan emocionados como nosotros y no pueden dejar de mirar al bebé".

Un nuevo éxito que reafirma la importante labor de los parques zoológicos acreditados que luchan por la conservación y la protección de las especies.