');
Buscar
martes, 05 de marzo de 2024 00:47h.

Restamos a uno, para "Sumar" a muchos

Antes de llegar "cualquier" persona a ser Ministra de Gobierno o Concejal de un Ayuntamiento vendemos que el país es un desastre porque no es mentira, incluso las personas de cualquier municipio para llegar a ser concejal por ejemplo, hacemos igual, gritando a los cuatro vientos que todo es un desastre, pero cuando les votamos y llegan a gobernar, todo será lindo y maravilloso especialmente para ellos, pero qué casualidad es el caso por ejemplo de Yolanda Díaz, porque actualmente está en la prensa del corazón por su separación matrimonial.

Yalanda Díaz

Lo cual demuestra que muchas personas son incapaces de solucionar problemas entre dos en la misma casa y, sin embargo, arrastran a millones de votantes unidos con mucho amor y odio.

Pero con ese rollo del amor, no es donde queremos llegar, porque estamos hablando de que los políticos venden, que nos vamos a hundir y una vez que han triunfado políticamente hablando, comenzamos con el Plan B, magazines televisivos y "supervidorra" con todos los privilegios habidos y por haber, porque cada uno tiene lo que se merece y si consigues cumplir tus sueños, chapó.

Yolanda Díaz, al igual que muchos ministros, viven muy lejos de la realidad del trabajador, están creciendo los antisistemas y en la calle huele a pasotismo, donde Yolanda Díaz hasta hace poco estuvo, pero no es igual viajar en un SEAT Panda con llantas de manganeso y cierre centralizado, que viajar en un avión continuamente, amén. Viva el amor y Amor viene de amortizar, el terreno afectivo viene del efectivo y la palabra Paz, viene de pasta y resumiendo, "Todos los asuntos están relacionados con el poder y con la pasta".

Dios te salve Yolanda, llena eres de gracia, Bendita tú eres entre todas las mujeres, bendito es el fruto de Pablo Iglesias y al final siempre estará la Iglesia para rezar cuando no queda otra. Otra vez, amén. Por lo pronto Yolanda Díaz es ministra y a quien no le guste que se disguste. Perdone las molestias y gracias por la atención prestada.