Buscar
01:42h. jueves, 05 de agosto de 2021

Transición Ecológica promueve la protección del guirre con una campaña de marcaje de ejemplares

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través de la Estación Biológica de Doñana-CSIC y con la colaboración del Cabildo de Fuerteventura y Gesplan, ha desarrollado una campaña de marcaje de ejemplares de guirre (Neophron percnopterus majorensis) con emisores GPS.

Guirre 2_Fotor
En esta actuación, que ha conllevado el marcaje de 18 ejemplares, han participado la Estación Biológica de Doñana-CSIC, el Cabildo de Fuerteventura y la empresa pública Gesplan

Esta actividad está enmarcada en el proyecto europeo LIFE Egyptian Vulture, que se desarrolla desde el año 2017 en el Archipiélago e Italia.

El consejero del Área, José Antonio Valbuena, afirmó que “el objetivo prioritario de esta acción, que ha conllevado el marcaje de 18 ejemplares de guirre dotándolos con emisores eob-s GPS GSM/GPRS, es proteger esta especie en las islas, localizada principalmente entre Lanzarote y Fuerteventura”. En este sentido, también añadió que los 18 emisores adquiridos por la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente han supuesto un coste de casi 40.000 euros.

Valbuena subrayó que desde la implantación de los 18 nuevos emisores ya se han generado un total de 151.382 registros de localización GPS con la información asociada (altura de vuelo, velocidad de movimiento, etc,), lo que da idea del volumen y precisión de la información que se genera. 

Fotos guirres 3_Fotor

En la actualidad, el número de ejemplares de esta especie amenazada marcados con emisores es de 66, casi el 18% de la población de guirres del 2020, que se distribuyen de la siguiente manera: 39 individuos marcados por el Gobierno de Canarias con el tipo de emisores señalados y 27 marcados por la Estación Biológica de Doñana-CSIC con emisores UvA-BiTS diseñados por la Universidad de Ámsterdam. Ambos tipos de dispositivos tienen un peso menor al 3% del peso del ave, funcionan con energía solar y disponen de múltiples sensores, que proporcionan coordenadas geográficas, altitud y velocidad de acuerdo a un intervalo de tiempo definido. 

Guirre 1_Fotor

Estos emisores complementan el proceso de identificación y marcado tradicional con anillas metálicas y de color que la EBD-CSIC viene realizando desde el año 1999 y que ha permitido que más del 90% de los 376 individuos que forman la población actual estén identificados.

La implantación de estos emisores en guirres adultos y subadultos permitirá el análisis pormenorizado del comportamiento de cada ejemplar y el uso que hacen del  territorio, así como la determinación de las estrategias de dispersión y el reclutamiento poblacional. La información generada será de gran utilidad en la evaluación del posible impacto de actividades, obras y proyectos, posibilitará el establecimiento de medidas para prevenir y reducir la mortalidad no natural asociada a los tendidos eléctricos y parques eólicos, así como la gestión apropiada de los recursos tróficos necesarios, siendo de especial relevancia para la planificación territorial y el incremento de la tasa de crecimiento, especialmente en la isla de Lanzarote. 

De hecho, los registros y datos del conjunto de emisores ya han sido empleados para la determinación de la áreas preferentes para la instalaciones de nuevas estaciones de alimentación suplementaria, el establecimiento de prioridades para la corrección de tendidos eléctricos peligrosos en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, y en la actualidad, constituyen la base para la elaboración de un mapa de riesgo de la implantación de instalaciones de energía eólica en esas islas. 

Foto guirre 2_Fotor

El guirre es una subespecie canaria catalogada en peligro de extinción que se encuentra actualmente restringida a la parte oriental del Archipiélago. En 2020, la población total era de 376 individuos y se localizaron un total de 82 territorios de cría ocupados, de los cuales 77 estarían en Fuerteventura, seis en Lanzarote, uno en Alegranza y otro en Montaña Clara. La población ha crecido desde 1998, pasando de 21 territorios de cría en 1998 a 82 en 2020, pero la isla de Lanzarote sigue mostrando un ritmo de crecimiento muy inferior al de Fuerteventura. 

Aunque la población aumenta un promedio de un 5% por año, el guirre sigue siendo una especie amenazada que requiere la adopción de medidas para su conservación que ayuden a reducir la mortalidad no natural, especialmente la derivada de electrocuciones en líneas eléctricas, intoxicaciones por plomo y envenenamientos deliberados, y colisiones en parques eólicos. También se debe reducir la incidencia de molestias humanas en las áreas de reproducción y avanzar en el estudio de las causas del fracaso reproductivo.