Buscar
15:53h. viernes, 24 de septiembre de 2021

La canaria Sabrina Vega, Gran Maestro de Ajedrez, la "Gambito de Dama" española

Sabrina Neide Vega Gutiérrez, nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1987, y es en la actualidad, una Gran Maestro Femenino de Ajedrez. Practicante al principio de la gimnasia rítmica, se decantó luego por el ajedrez.

La canaria Sabrina Vega, Gran Maestra de Ajedrez10_Fotor
La canaria Sabrina Vega, Gran Maestro de Ajedrez

Durante un tiempo fue entrenada por Boris Zlotnik y compaginó su interés por el ajedrez con la carrera de Derecho que concluyó en 2012, colaborando en la Facultad de Económicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 

Alcanzó el grado de Maestra IInternacional Femenina (WIM) en 2003, el de Gran Maestra Femenina (WGM) en 2007 y el de Maestro Internacional (IM) en 2013. Ha sido seis veces campeona de España, en los años 2008, 2012, 2015, 2017, 2018 y 2019.

En junio de 2016 en Mamaia (Rumania), fue Subcampeona del Campeonato de Europa Femenino con 8 1⁄2 puntos de 11, los mismos puntos que la primera clasificada Anna Ushenina, pero con peor coeficiente de desempate. Este resultado le permitió participar en la Copa del Mundo. En agosto de 2016, en Linares, fue subcampeona de España, a medio punto de la campeona Ana Matnadze.

Participó representando a España en Olimpíadas de Ajedrez en cinco ocasiones, los años 2004, 2008, 2010, 2012 y 2014 y en el Campeonato de Europa de Ajedrez por Equipos en cuatro ocasiones, en los años 2005, 2007, 2009 y 2011.

Fichó por el Club Evry Grand Roque (2013) para estar en la competición femenina por equipos más importante de Francia. Triunfó en el Grand Master Femenino de Belgrado, uno de los torneos más antiguos a nivel mundial y en otros de categoría internacional.

El 1 de junio de 2017, Sabrina Vega Gutiérrez era la segunda jugadora española y la cuadragésimo quinta mundial con una clasificación Elo de 2427 puntos.

Fue nombrada Deportista de Alto Rendimiento por el Consejo Superior de Deportes en 1997 y pertenece al Grupo de Alta Tecnificación de la FEDA. 

Distinguida con el Premio Reina Sofía 2019, honor que recibió «por un gesto especialmente relevante de nobleza o juego limpio en la práctica deportiva». En su caso fue su renuncia a disputar los Campeonatos Mundiales 2017 de relámpago y rápidas, torneos con cuantiosas gratificaciones económicas. El motivo de esta renuncia fue su protesta, junto con otras ajedrecistas occidentales, a la obligación de jugar con velo, en el país organizador, Arabia Saudí.

Galardonada con el Premio Mujeres a Seguir del Deporte del año 2020. Estos premios reconocen el talento femenino en ciencia, comunicación, cultura, empresa, tecnología y deporte.