Buscar
miércoles, 06 de julio de 2022 00:03h.

El alcalde de La Laguna y el presidente de FEPECO defienden la variante de la TF-5 como obra clave para reunificar el casco urbano de  la ciudad

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y el presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife, Oscar Izquierdo, han mantenido un encuentro este jueves en el que han abordado diferentes cuestiones relacionadas con el municipio, y en especial, las posibilidades que se abrirían para la ciudad con el proyecto de la variante de la TF-5, en especial para la reunificación del casco urbano, actualmente atravesado por la autopista, y para la descongestión del tráfico en el acceso a la zona metropolitana.

 

 

Luis Yeray Gutiérrez y Óscar Izquierdo consideran que se trata de una intervención necesaria para la descongestión del tráfico en el acceso a la zona metropolitana
Luis Yeray Gutiérrez y Oscar Izquierdo consideran que se trata de una intervención necesaria para la descongestión del tráfico en el acceso a la zona metropolitana

El alcalde ha coincidido con el presidente de los empresarios de la construcción en que la variante “permitirá hacer realidad la antigua aspiración de todos los laguneros y laguneras de que la ciudad deje de estar divida por el trazado de la TF-5 y la malla urbana de La Laguna pueda tener una continuidad desde Geneto hasta la rotonda del Padre Anchieta”, explica Luis Yeray Gutiérrez, quien considera que esa actuación “revalorizará de manera muy significativa toda esta zona de La Laguna y nos permitirá ganar un gran espacio para el uso y disfrute de la ciudadanía”. 

Además, el alcalde insiste en que la obra de la variante “contribuirá a aliviar la enorme carga de vehículos que soporta actualmente la autopista del Norte a su paso por La Laguna, y que genera grandes problemas de circulación a la entrada a la ciudad”. 

Para Oscar Izquierdo “la variante no es solo una obra necesaria, sino urgente, y La Laguna va a ser el referente de lo que se tiene que hacer en materia de infraestructuras viarias en la Isla, primero porque se va a descongestionar la TF-5 y segundo, porque va a permitir unificar la ciudad y convertirla en ejemplo de la fluidez del tráfico en Canarias”.

El presidente de FEPECO considera que “después de casi 40 años, esta obra supondrá un balón de oxígeno para todos los ciudadanos que cada tienen que venir del norte hacia la zona metropolitana y soportar enormes colas. La variante va a ser una obra clave para la descongestión del tráfico en Tenerife, además de servir como cierre del anillo insular en la zona metropolitana, la más importante desde un punto de vista viario, porque es la que concentra mayor número de vehículos.

Por otro lado, la variante va a posibilitar “un logro no solo para la ciudad, sino para toda la isla de Tenerife. Tenemos el orgullo de tener una ciudad Patrimonio de la Humanidad en Canarias, pero a día de hoy está atravesada por una autopista colapsada, algo que no ocurre en ninguna otra ciudad con este reconocimiento de la Unesco. Por eso tenemos que sacar la autopista que en este momento divide en dos la ciudad”, señala Oscar Izquierdo, quien respalda la idea de “convertir el tramo desde la rotonda del Padre Anchieta hasta los Rodeos en una rambla que unifique la trama urbana y convierta a La Laguna en la gran ciudad de la zona metropolitana”.

Tanto el alcalde como el presidente de FEPECO coinciden también al señalar que es necesario impulsar la tramitación del informe de impacto ambiental, para agilizar el proceso. “Hay que poner todos los medios humanos y materiales para que este proyecto no se eternice y que también las alegaciones se resuelvan lo más rápido posible, porque en estos momentos esa obra es muy urgente para Tenerife”, ha indicado Oscar Izquierdo.