Buscar
miércoles, 08 de febrero de 2023 16:22h.

El galardón recayó en Arautava Blanco Dulce Gran Reserva 2002, elaborado por Bodegas El Penitente

Un vino canario, de la DOP Valle de La Orotava, Premio Alimentos de España al Mejor Vino 2016

Arautava Blanco Dulce Gran Reserva 2002, de Bodegas El Penitente, de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Valle de La Orotava, ha sido distinguido con el Premio Alimentos de España al Mejor Vino, correspondiente al año 2016.

 

vino3a_tcm7-425114_noticia

Se trata de un vino dulce natural, elaborado con uvas 100% Listán Blanco, procedentes de viñedos de cordón trenzado, vendimiados a mano y madurado en barricas de roble francés y americano, durante 12 años. Esta producción ya había obtenido este año el Gran Bacchus de Oro. 

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha felicitado al ganador por este galardón “que refrenda la calidad de los vinos elaborados en Canarias, los cuales suman distinciones dentro y fuera de nuestro territorio, y reconoce la labor de los profesionales del subsector vitivinícola del Archipiélago y su apuesta, decidida y acertada, por la calidad diferenciada”. 

En 1939, Casiano García, elaboraba su propio vino para su comercialización en la venta que regentaba en las medianías de La Orotava. En 1998 su hijo Américo García crea Bodegas El Penitente, cuyos viñedos y bodega se ubican en los antiguos dominios de la finca La Habanera, donde los suelos volcánicos y el especial microclima resultan idóneos para el cultivo de la vid. 

Este premio, que convoca el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con el objetivo de promocionar y dar a conocer los vinos españoles con Denominación de Origen e Indicación Geográfica Protegida de mayor calidad y propiedades organolépticas, ha sido concedido, según ha comunicado el departamento estatal, por unanimidad del jurado, integrado por personas de reconocido prestigio en el sector vitivinícola.

Para optar a este premio la entidad elaboradora debe tener su sede principal situada dentro del territorio español y los vinos deben haber obtenido mejor puntuación en el Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2016, organizado por la Unión Española de Catadores.