');
Buscar
miércoles, 24 de abril de 2024 17:12h.

La Alcaldesa de Granadilla rechaza que taxistas de otros municipios operen en el aeropuerto

Este fin de semana se volvieron a ver imágenes de una larga cola de turistas esperando por un taxi para llegar a su hotel. Ante esto, la Presidenta del Cabildo Insular de Tenerife, Rosa Dávila, deslizó la posibilidad de declarar el Aeropuerto como área sensible, permitiendo así la entrada de taxis de otros municipios. 

 

Jenifer -Mejorado-NR(1)
Jennifer Miranda sale al paso de las declaraciones realizadas por la Presidenta del Cabildo, en referencia a las colas en la zona de carga de taxis

Para la Alcaldesa de Granadilla de Abona, Jennifer Miranda, las declaraciones de la Presidenta del Cabildo han generado una gran preocupación en las más de 400 familias que viven del sector del taxi, y demuestran además “un profundo desconocimiento de lo que ocurre en el sur de Tenerife en materia de movilidad.”

La regidora municipal apunta que las colas de turistas a la espera de un taxi se producen en “momentos puntuales” fruto de las retenciones en la autopista. Por tanto, para Miranda el problema no está en la falta de taxis sino que estos se encuentran “atrapados en una colas eternas a las que nadie parece querer solucionar.” tardando hasta hora y media o más en realizar un trayecto que, en condiciones normales, no les lleva más de 35 minutos.

Granadilla cuenta en la actualidad con una flota de 191 licencias de autotaxis, y otras doce licencias más que están en proceso de concesión, lo que les permite tener capacidad para transportar más de 800 pasajeros en cuestión de pocos minutos. A esta flota hay que sumarle también las licencias del municipio vecino de San Miguel de Abona, que trabajan en el Aeropuerto Tenerife Sur gracias a la Orden 1985/085 del Gobierno de Canarias, y no por un acuerdo entre Granadilla y San Miguel, tal y como expresó la Presidenta. En total, la capacidad de la flota se acerca a los mil pasajeros.

Las retenciones en la autopista TF-1 son una constante en el día a día de los ciudadanos que residen y trabajan en el sur de Tenerife. Las largas colas que se forman en las entradas y salidas de las zonas turísticas afectan no solo a quienes van o vuelven de su puesto de trabajo, sino también a los turistas que llegan a la isla a través del Aeropuerto Internacional Tenerife-Sur.

A la luz de estos datos, la Alcaldesa de Granadilla afirma rotundamente que las colas que se producen en el Aeropuerto no son consecuencia de la falta de taxis sino del olvido histórico que sufre Granadilla y el sur de Tenerife en materia de movilidad e infraestructuras viarias. Para Miranda, el hecho de que la Presidenta del Cabildo solo hable de las retenciones de la autopista del norte “que prometió solucionar en 90 días” es un claro síntoma de ese olvido que ha sufrido el sur de Tenerife, puesto que, a día de hoy, se desconoce qué medidas tiene previsto tomar para solucionar las del sur.