Buscar
martes, 16 de agosto de 2022 13:43h.

La Asociación de Vecinos Buga, denuncia que la Comisión Municipal de Sugerencias y Reclamaciones no se ha reunido desde su creación hace 3 años

El portavoz de la Asociación de vecinos BUGA (Barrios Unidos Granadilla de Abona) ha presentado escrito al alcalde del municipio para denunciar la situación de desidia y negligencia que protagoniza la Oficina de Sugerencias y reclamaciones municipal dirigida por el concejal delegado y portavoz de Ciudadanos en Granadilla Arquipo Quintero Ruiz.

 

Arquipo Quintero 527_Fotor
Proponen al alcalde de Granadilla que se ahorre los sueldos del concejal delegado de sugerencias y reclamaciones Arquipo Quintero por no trabajar

Según el portavoz desde Enero de 2016 existe un reglamento de la Comisión de sugerencias y reclamaciones aprobado por el pleno municipal, cuya aprobación definitiva fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia el 18 de Enero de 2016.

Casi tres años más tarde no le consta al colectivo vecinal que dicha comisión se haya reunido ni una sola vez, lo que se entiende es una grave dejación de funciones, ya que se está infringiendo claramente el reglamento municipal que establece que se reunirá al menos una vez cada dos meses, además de dejar sin atender debidamente cientos de reclamaciones de los vecinos.

El portavoz vecinal señala que la responsabilidad directa es del alcalde y del concejal de sugerencias y reclamaciones. Ese concejal cuesta a los granadilleros anualmente la cantidad de 52.000 euros además tiene destinado un personal de confianza militante de su partido que cuesta a los granadilleros 42.745,48 Euros, según los datos que se desprenden del propio presupuesto municipal.

José Gregorio Gaspar Hernández señala que el colectivo ha solicitado ante el Ayuntamiento certificación de la no celebración de comisiones y de la escasa o nula actividad en materia de sugerencias y reclamaciones para demostrar la no necesidad de esa concejalía, ahorrar miles de euros a los vecinos, y dar una tramitación más eficaz a las demandas vecinales.

El colectivo BUGA propone que sean las propias asociaciones de vecinos las que se hagan cargo de la canalización de las demandas vecinales, de manera totalmente gratuita, bien directamente o través de una modificación del reglamento de participación ciudadana que permita hacerse cargo a dichas asociaciones de la oficina de sugerencias y reclamaciones municipal, y ahorrando a las arcas públicas casi 90 mil euros anuales, los cuales pueden ser destinados a todas las necesidades municipales que actualmente están sin cubrir.

Además el portavoz vecinal ha propuesto que se convoque dicha comisión de sugerencias y reclamaciones para tratar el problema de los vertidos fecales al mar, el cual es de una gravedad y entidad que no ha sido debidamente abordada por el gobierno municipal.

El colectivo vecinal señala que los vecinos tienen derecho a ser atendidos adecuadamente, a que sus peticiones y quejas sean oídas y atendidas, y a que no se malgaste el dinero público en cargos innecesarios existiendo tantas necesidades no atendidas presupuestariamente.