');
Buscar
miércoles, 21 de febrero de 2024 15:56h.

El COVID-19 está ocasionando que muchas familias canarias se vean abocados a una situación de pobreza

La Delegación Territorial de la Fundación Internacional de Derechos Humanos en Canarias organiza junto con la ONG Solidaridad Enfermera cursos de formación específicos, para que continúen realizando su acción de voluntariado con seguridad frente al COVID-19.

Delegación Territorial Fundación Internacional de Derechos Humanos Islas Canarias Fotor
Los enfermeros y voluntarios se comprometen con la salud de las personas, más allá de la perspectiva asistencial apostando por un soporte formativo eficiente.

La Delegación Territorial de los Derechos Humanos en Canarias, representados por D. Guillermo de Jorge (presidente- delegado), Dña. Nuria Díaz (directora de Bienestar Social FIDH Canarias), D. Luis Afonso (subdirector de Bienestar Social FIDH Canarias), D. Santiago Abreu (dirección de Comunicación, Tecnología e Innovación FIDH Canarias) organizan, en colaboración con Dña. Eudita Mendoza Navarro, Concejala de Cultura, Juventud, Fiestas, Comunicación y Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Turismo (CC) del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, la primera jornada formativa a voluntarios de la Fundación con la colaboración con Solidaridad Enfermera Tenerife, ONG impulsada por el Colegio de Enfermería de Tenerife, representados por Dña. Natalia Rodríguez Novo (Delegada Solidaridad Tenerife), D. Jose Ángel Rodríguez Gómez (Presidente del Colegio de Enfermería de Tenerife) y Dña. Ana María González Pérez (secretaria del Colegio Oficial de Enfermería de Tenerife) con el objetivo común de contribuir a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas y de las comunidades capacitando a los voluntarios de la Fundación para desarrollar un mejor y adecuado cometido en sus actuaciones.

La ONG Solidaridad Enfermera Tenerife, trabaja con y desde la enfermería, ofreciendo capacitación a distintas organizaciones las capacidades y herramientas de las que disponen para aportar en la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

La pandemia de COVID-19 está ocasionando que muchas personas y familias de la comunidad canaria se vean abocados a una situación de pobreza sobrevenida mientras que se ha agudizado la situación de aquellos colectivos que ya eran especialmente vulnerables en la época previa a la irrupción del coronavirus. Muchas de estas personas no tienen la capacidad o no pueden, por su situación, acceder a la información y educación necesaria para no poner en riesgo su salud o la de las personas de su entorno. Por ello, entre las iniciativas que se van a llevar a cabo está la de identificar las necesidades de esas poblaciones y diseñar estrategias y actividades específicas, fundamentalmente de prevención y educación sanitaria, que respondan a las mismas.

Por este motivo, La Fundación Internacional de Derechos Humanos siempre ha promovido la creación de alianzas con las organizaciones que trabajan habitualmente con personas en exclusión social, para apoyarlas y complementar su trabajo desde el ámbito de la salud y soporte humanitario.

Es por ello que este proyecto vincula organizaciones y asociaciones (de familias y de profesionales) que trabajan en una misma dirección, aunando esfuerzos para alcanzar objetivos comunes.