');
Buscar
lunes, 04 de marzo de 2024 21:06h.

Granadilla de Abona aprueba el Convenio de Cooperación Interadministrativa con el Consejo Insular de Aguas

El pleno municipal del Ayuntamiento de Granadilla de Abona aprobó por unanimidad en la sesión del día de ayer, jueves 30 de noviembre, el Convenio de Cooperación Interadministrativa entre el Consejo Insular de Aguas de Tenerife y la institución granadillera para la gestión de las infraestructuras del sistema de depuración, regenración y vertido de Abona.

 

Jennifer Miranda y Marcos Antonio Rodríguez
Jennifer Miranda y Marcos Antonio Rodríguez:El acuerdo engloba la gestión de las infraestructuras del sistema de depuración, regeneración y vertido de Abona con el objetivo de alcanzar el vertido 0

El objetivo que persigue es la mejora en materia de saneamiento y depuración de los Sistemas Territoriales de Granadilla de Abona, buscando alcanzar el ‘vertido 0’, así como la regeneración de las aguas residuales depuradas para permitir su reutilización para riego agrícola, dando respuesta a las necesidades que en materia de saneamiento y depuración presenta la Isla de Tenerife. El presupuesto según proyectos redactados de la inversión supera los 38 millones de euros, que será cubierta por el Cabildo y la Sociedad Mercantil Estatal Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), esperando que arranque durante 2024.

La alcaldesa de Granadilla de Abona, Jennifer Miranda, afirma que “Granadilla de Abona, en este mandato, sigue apostando por la mejora del ciclo integral del agua, contando en su municipio con 3 de las infraestructuras más importantes de la isla en esta materia: la EDARU de Los Letrados, la EDARI del polígono industrial y la desaladora, que abastece a más del 70% de la población del municipio”.

Por su parte, el concejal de Servicios Municipales, Marcos Antonio Rodríguez, añade que “con este convenio se da un paso de gigante para resolver un problema histórico de nuestro municipio y de otros muchos de España. Con el arranque de la depuradora, estamos cada día más cerca de conseguir el ‘vertido 0’ en nuestro municipio, convirtiendo además un residuo en un recurso, como es el agua regenerada, destinada al sector primario, jardines, entre otros”.