Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 00:00h.

La XVII edición de la Ruta del Camino del Hermano Pedro reunió a más de un millar de personas este sábado 20 de abril

Más de un millar de personas se volvieron a congregar para recorrer juntos el camino que el santo tinerfeño, realizaba para trasladar a los rebaños desde la cumbre a la costa.

Ruta hermano pedro 2(1)
Un símbolo que aúna historia, espiritualidad, paisaje y cultura

En esta edición con una nueva variente del camino, que abarca desde el casco de Vilaflor de Chasna hasta el núcleo poblacional de Charco del Pino, en Granadilla de Abona, tras la recuperación de un proyecto conjunto entre ambos municipios del antiguo camino que unía Vilaflor y Granadilla, aportando más seguridad al peregrino al transcurrir por un sendero guiado sin cortes de vía y por parajes de gran belleza natural. Un sendero, que a su vez es símbolo de la memoria colectiva de las gentes de la comarca Sur y que une historia, espiritualidad, paisaje y cultura.

A 1.400 metros sobre el nivel del mar se inició, cuando apenas apuntaba el alba de este sábado, 20 de abril, la XVII edición de la Ruta del Camino del Hermano Pedro. A las 6.00 horas se celebraba una liturgia previa a la caminata con las personas allí congregadas, contándose con miembros de ambas corporaciones municipales.

Pasadas las 7.00 horas partió la ruta desde Vilaflor de Chasna con más de medio millar de participantes, a la que se fueron sumando más senderistas y peregrinos desde Granadilla, Charco del Pino, San Isidro, El Médano, y San Miguel de Abona. La ruta, organizada por los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Vilaflor de Chasna, contó también con la colaboración de colectivos y organismos como AENA, TITSA y voluntarios del espacio religioso, entre otros.

Itinerarios. La actividad se inició desde la plaza de Vilaflor, disponiéndose de servicio de guaguas de TITSA a partir de las 5.00 horas desde la Cueva. Desde las 6.00 y hasta las 7.00 horas hubo una misa para los caminantes que lo desearan en la iglesia de Vilaflor y, a continuación, comenzó la ruta, saliendo desde el casco urbano en dirección a la cueva, llegándose aproximadamente a las 13.00 horas. Otras de las posibilidades era la realización de la ruta desde el Convento de Granadilla casco (9.30); Charco del Pino, en la zona de El Chorro (9.30); plaza de la Cultura de San Isidro (10.30) y plaza de El Médano (11.30).

La ruta contempló un dispositivo de seguridad de 60 personas para velar por todos los participantes contándose, para ello, con personal de Protección Civil de Granadilla de Abona y de diferentes municipios de la isla; Policías Locales de Granadilla, Vilaflor y San Miguel y Cruz Roja. El balance fue muy positivo ya que no se produjo ningún incidente grave entre los participantes sino los percances habituales de una caminata de estas características.

Desde el año 2005, fecha en la que se inició el estudio de la recuperación y revalorización del Camino del Hermano Pedro y sus caminos adyacentes, comenzó un reto para la comarca de Chasna, que ha sido el de recuperar un símbolo de la memoria colectiva y que se ha mantenido hasta nuestros días gracias a los vecinos de Granadilla de Abona y Vilaflor de Chasna, para unir a los diferentes municipios de la comarca (Fasnia, Arico, Granadilla de Abona, San Miguel de Abona y Vilaflor de Chasna) y a su población a través de la revalorización de un recorrido que une historia, espiritualidad, paisaje y cultura.

La ruta cultural comienza a unos 1.400 metros sobre el nivel del mar y consta de casi 19 kilómetros. Durante aproximadamente cinco horas, el caminante puede disfrutar de elementos del patrimonio natural y cultural, gran cantidad de bancales, nateros y huertos de frutales, además de una flora singular con matorral de cumbre, pinar, tabaibal-cardonal y matorral de costa, y una fauna de gran interés que puede observarse a lo largo de todo el recorrido.

El Camino del Hermano Pedro no solo es una vía de trashumancia que se extiende entre los municipios de Vilaflor y Granadilla, sino que se encuadra en un conjunto de caminos tradicionales, algunos de ellos aparecen en mapas históricos del siglo XVIII y XIX), siendo esta la ruta que el Hermano Pedro recorrió para trasladar con su rebaño.