Buscar
jueves, 13 de junio de 2024 01:58h.

Canarias inicia las obras del nuevo enlace eléctrico submarino entre Tenerife y La Gomera

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, presidió esta mañana, en Chío, pueblo del municipio de Guía de Isora (sur de Tenerife), el acto oficial de inicio de las obras del nuevo enlace eléctrico submarino ideado para conectar las islas de Tenerife y La Gomera, un proyecto que representa un hito en la modernización del sistema eléctrico de Canarias y en los planes de descarbonización programados para el archipiélago.

 

Enlace eléctrico Tenerife Gomera 320(1)
El presidente de Canarias subraya que esta “interconexión eléctrica facilitará la reducción de costes de generación y contribuirá a la menor dependencia del exterior en combustibles fósiles, a la vez que produce una mejora medioambiental en las islas”

Ángel Víctor Torres se refirió en su intervención a que con este proyecto, nacido de la colaboración interadministrativa, “se da un gran impulso a la transición energética en las islas y se apuesta por la transformación verde y la descarbonización de Canarias”. Este plan inversor de Red Eléctrica, defendido y apoyado por las administraciones autonómica, insulares y locales, “es una pieza clave en la transición energética que queremos para el archipiélago y además se enmarca en los objetivos europeos y nacionales de descarbonización de la economía, aspectos todos ellos recogidos dentro de la Estrategia Canaria de Desarrollo Sostenible”.

Torres expuso que “la interconexión eléctrica submarina entre La Gomera y Tenerife [que se añade a la existente entre Lanzarote y Fuerteventura] facilitará la reducción de los costes de generación eléctrica y contribuirá a la menor dependencia del exterior en combustibles fósiles, a la vez que produce una mejora medioambiental en las dos islas”. Esta iniciativa a su vez contribuye a seguir avanzando en la mayor participación de las energías renovables en el balance energético de Canarias (mix energético), que en esta legislatura, del cierre de 2018 al de 2022, han pasado de representar el 10,52% a alcanzar el 20,13, lo que significa que casi se ha duplicado la aportación de las energías limpias en el mix energético canario. Una quinta parte del consumo eléctrico en las islas ya tiene origen verde, renovable, sostenible”, subrayó el presidente de Canarias.

 

En declaraciones a los medios, el presidente regional insistió en que, con el acto de hoy, se cierra “un proceso administrativo tortuoso” que implicará la inversión de unos 114 millones de euros, con permisos de Costas, declaración de impacto ambiental y la implicación de varias administraciones. Según resaltó Torres, este cable submarino es un “magnífico ejemplo de la apuesta del Gobierno de Canarias por las energías limpias, pues hemos sacado una Ley contra el Cambio Climático, hemos pasado de 400 viviendas con energía fotovoltaica a cerca de 10.000, hemos multiplicado los megavatios, tenemos casi 500 millones de euros para apostar por la sostenibilidad, hemos iniciado el desmantelamiento de la refinería de Santa Cruz, está ya en obras la futura central Chira-Soria y en La Gomera comenzarán en poco tiempo las obras de cinco parques eólicos”.

A su juicio, todo esto demuestra que se está cumpliendo con la Agenda Canaria 2030, alcanzándose ya el 20% de energías limpias en las islas, lo que mejora la calidad vida de los canarios y las canarias, “que hicieron que la Ley contra el Cambio Climático sea la más participada de toda la historia en la comunidad, que piden cielos limpios, energía fotovoltaica, eólica, saltos de agua, molinos en el mar y energía geotérmica. Esto no tiene marcha atrás: el Gobierno hace lo que dice y la prueba es este cable submarino, para el que se ha hecho un gran trabajo”.

 

Central hidroeléctrica en el municipio de Güímar

Asimismo, Torres consideró muy relevante que la presidenta de Redeia, Beatriz Corredor, haya avanzado hoy la apuesta de la compañía por Canarias y, en concreto, por Tenerife, con el municipio de Güímar como emplazamiento más probable para la central hidroeléctrica de esta isla. “Se trata de una iniciativa de envergadura porque se necesitan cientos de millones de euros, implica una recuperación medioambiental y es clave para el almacenamiento energías renovables en Tenerife. Seguiremos caminando” en la transformación verde “con la visión clara y el horizonte puesto en 2040, cuando toda la energía en las islas debe ser renovable”.

La empresa Red Eléctrica (REE), filial de Redeia y responsable de la operación y el transporte eléctrico en España, ya ha dado comienzo a las obras del nuevo enlace submarino. Se trata de una nueva interconexión entre islas que será determinante para garantizar la seguridad del suministro en La Gomera, posibilitar una mayor integración de las energías renovables y lograr una reducción de los costes globales de generación al quedar unidos los sistemas eléctricos de ambas islas.

Gracias a este nuevo enlace, cuya puesta en servicio está prevista para 2025, La Gomera será capaz de generar e integrar un contingente renovable superior a la demanda total de esa isla, permitiendo así reducir la dependencia de la central térmica de El Palmar. Además, gracias a la interconexión, el sistema de Tenerife podrá integrar el excedente de generación renovable con origen en La Gomera, reduciendo, por tanto, su dependencia de los combustibles fósiles y contribuyendo a la vez a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. El proyecto supone un paso firme en el proceso de transición ecológica en Canarias, que tiene por objeto la descarbonización total de su economía en el año 2040, diez años antes de los objetivos marcados por Europa.

El acto oficial del inicio de las obras se ha celebrado en la zona donde se construirá la nueva subestación de Chío (Guía de Isora, Tenerife) y ha contado con la participación, además del presidente Canarias, Ángel Víctor Torres, de la presidenta de Redeia, Beatriz Corredor; el Comisionado para el Impulso de la Energía Sostenible en Sistema Insulares, Marc Pons; el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo; el vicepresidente primero y consejero de Innovación en el Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga, y la alcaldesa de Guía de Isora, Josefa Mesa, entre otras autoridades presentes. Por parte del Gobierno de Canarias, también asistió el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena.

 

La importancia de la energía limpia en los sistemas aislados

La presidenta de Redeia, Beatriz Corredor, ha destacado en el acto la importancia de esta infraestructura por “su papel determinante para avanzar en la transición ecológica, con una importancia crítica para los sistemas aislados como el de Canarias, en el que la autonomía energética supone una garantía de seguridad para el sistema en su conjunto”.

En ese sentido, ha valorado el papel estratégico que está desempeñando Red Eléctrica en este proceso en la comunidad autónoma: “Nuestro compromiso con la sociedad canaria es firme y duradero, como venimos demostrando con proyectos de gran importancia estratégica como el enlace submarino entre Lanzarote y Fuerteventura o la central de bombeo reversible de Chira-Soria”.

La presidenta de Redeia ha querido, asimismo, destacar la estrecha relación de colaboración existente con las instituciones canarias, tanto en la tramitación de proyectos esenciales como en las acciones conjuntas destinadas a que “la actividad de Red Eléctrica en estas islas genere un impacto positivo en la población”. Ha destacado proyectos de gran valor social y medioambiental en los que participa la compañía, como el renovado convenio para la prevención de incendios; proyectos de reforestación como el de Chajaña, dentro del parque natural de la Corona Forestal en Tenerife o la elaboración del Manual de acción para la conservación de la fauna silvestre de Tenerife.

Por su parte, el Comisionado para el Impulso de la Energía Sostenible en Sistema Insulares, Marc Pons, ha señalado que “el Gobierno de España quiere hacer de los archipiélagos la punta de lanza de la descarbonización en nuestro país. Territorios sobre los que favorecer iniciativas público-privadas que sean replicables en el continente con el objetivo de acelerar una transición energética que España está liderando a nivel europeo y que no tiene vuelta atrás”. Pons ha añadido que “para ello es esencial entender las singularidades insulares al tiempo que se definen estrategias y actuaciones específicas desde del acuerdo institucional”. Buen ejemplo de ello son, asegura Pons, “los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), con 700 millones de euros destinados exclusivamente a impulsar actuaciones que aceleren la transición energética de nuestras islas o los cerca de 2.000 millones de euros de la actual planificación de REE en Canarias y Baleares, con el objetivo de robustecer la red de transporte y así avanzar en la garantía y calidad de suministro”.

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha subrayado que el inicio de los trabajos coloca a la isla más cerca de lograr los objetivos marcados en materia de transición energética, en el que este territorio trabaja para impulsar la implantación de energías renovables y dotar de mayor seguridad a su actual sistema de abastecimiento energético. En este sentido, ha precisado que, con la puesta en marcha de los cinco parques eólicos, durante la próxima semana, se podrá generar más energía de la que actualmente consume la isla y, gracias a la instalación de la interconexión eléctrica, será posible transportar ese excedente hasta Tenerife.

En su turno de intervención, el vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife y consejero de Innovación, Enrique Arriaga, destacó “el esfuerzo que tanto las administraciones como las empresas están haciendo en los últimos años para reducir la huella de carbono” y valoró “estos trabajos que acomete ahora Red Eléctrica”. “Dejar un planeta más sostenible y con menos emisiones es una obligación que tenemos todos los responsables políticos con la sociedad, y debemos contribuir denodadamente para conseguirlo. Para lograrlo hay no solo que implantar energías verdes sino potenciar la investigación en esta materia”.

La alcaldesa de Guía de Isora, Josefa Mesa, ha subrayado “que el futuro pasa por proyectos como este, que apuestan por la sostenibilidad y que supondrán un beneficio para los habitantes de ambas islas y, por tanto, del municipio isorano, al potenciar el uso de energías renovables y de un sistema que, a largo plazo, reducirá los costes globales de generación de electricidad”.

 

Una instalación ambiciosa adaptada al entorno

Este nuevo proyecto estratégico supone un ambicioso reto, dada su complejidad técnica tanto en su tramo terrestre como en el submarino. No se han aplicado soluciones estándares, adaptando todas ellas de manera flexible a la realidad del territorio desde todos los puntos de vista: social, técnico y medioambiental.

El eje consta de una línea de doble circuito de 66 kV, con un tramo submarino de 36 km y dos tramos terrestres soterrados en las islas de La Gomera y Tenerife, que unirán la futura subestación eléctrica de Chío (Tenerife) con la nueva subestación eléctrica de El Palmar (La Gomera).

Se trata del enlace submarino tripolar en alterna más profundo del mundo, por lo que ha requerido de un diseño del cable adaptado y reforzado con materiales ligeros capaces de soportar los exigentes requerimientos del entorno en el que irá instalado.

Por otro lado, por su longitud y complejidad, la llegada del cable a tierra en ambas islas ha supuesto un reto para asegurar la protección de la biodiversidad de las aguas más someras, dada la naturaleza singular de los suelos volcánicos, muy heterogéneos. Para ello, se ha recurrido a la técnica de perforación dirigida, que introduce el cable en el mar a través de un microtúnel con salida a cientos de metros de la costa, anulando cualquier afección a las comunidades biológicas del tramo de perforación de la costa.

En definitiva, el trazado de la interconexión ha sido diseñado con el fin de minimizar el impacto paisajístico y de asegurar la máxima protección de la vegetación y la fauna en las zonas por las que transcurre.