Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 00:57h.

La construcción de las nuevas estaciones de bombeo de la costa isorana avanza a buen ritmo

La apuesta de Acuaes y del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) por impulsar en la Isla un sistema de depuración comarcal que pretende acabar finalmente con los vertidos, pasa por la construcción y mejora de estaciones de bombeo (EBAR) que sean capaces de impulsar las aguas residuales desde la costa hasta las diferentes estaciones de depuración y tratamiento.

 

EBAR Varadero
Las nuevas EBAR, en Alcalá y Varadero, contarán con mayor capacidad y mejoras técnicas para garantizar un mejor tratamiento de las aguas residuales.

Actualmente, está previsto el desmantelamiento de la antigua EBAR de Punta Blanca –que se encuentra junto al paseo de la costa– para sustituirla por una nueva estación que se ubicará algo más alejada del litoral, donde también se ubicará otra EBAR comarcal.

Asimismo, también avanzan a buen ritmo las obras de la estación de bombeo a la salida de Alcalá en dirección hacia Playa de San Juan.

El concejal de Urbanismo, Eduardo González, ha asegurado que esta estación “contará con mayores dimensiones, técnicas optimizadas y mejorará las condiciones de salubridad existentes, y garantizará un mejor tratamiento de las aguas residuales”.

Esto se complementará con la puesta en marcha de otra nueva estación de Tratamiento y Bombeo (ETBAR) en una nueva ubicación en Playa de San Juan, que sustituirá igualmente a la actual instalación del muelle.

Con estas obras, Guía de Isora va dando pasos hacia la sostenibilidad con el propósito de cumplir con el sexto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas y que secunda el Gobierno de España.

Todo ello forma parte del conjunto de obras de la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España, en convenio con el Cabildo y el Consejo Insular de Aguas de Tenerife. La inversión total supera los 180 millones de euros, de los cuales 11 irán destinados a los colectores de la costa y otros 22,8 irán destinados a los colectores de medianías, la depuradora de aguas residuales isorana y el proyecto de la Estación de Tratamiento y Bombeo de Aguas Residuales (ETBAR) de Playa de San Juan.