Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 02:17h.

Guía de Isora suma a su colección el cuadro Playa Negra, del pintor Manuel Martín González

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha adquirido el pasado miércoles el cuadro Playa Negra, del pintor Manuel Martín González. La obra, que fue realizada entre 1960 y 1965, tiene como protagonista la santacrucera Playa de Las Gaviotas.

Cuadro guía isora 1057(1)
Esta pintura, que tiene como protagonista a la santacrucera Playa de Las Gaviotas, será expuesta al público en la casa museo que el municipio tiene dedicada a la obra del artista

Se trata de un óleo sobre lienzo, de 105 x 140cm, que se enmarca en una de las facetas más populares del artista isorano: la de paisajista.

La composición de esta obra está marcada por la confluencia del mar calmado con el relieve escarpado, típico de la orografía de esa zona de Tenerife. Así analiza la autora Carmen Nieves Crespo de las Casas esta característica en la obra de Martín González: “El mar en su obra no es nunca sujeto exclusivo del cuadro. Su protagonismo se reparte en todos los casos con algún trozo de costa. De esta unión de mar y tierra encontramos abundantes ejemplos en el quehacer de este pintor, que, en ningún caso, aborda el choque a veces violento del océano contra el acantilado”.

Inclinado desde muy joven hacia la pintura, con sólo trece años comienza Manuel Martín González (Guía de Isora, 1905 – San Cristóbal de La Laguna, 1988) su formación en La Laguna, en el taller del escultor Guzmán Compañ y posteriormente en el de Teodomiro Robayna, en Santa Cruz de Tenerife, trabajando, además, en la litografía de don Ángel Romero. En 1923 marcha por nueve años a Cuba, donde realiza labores de ilustrador y de diseño publicitario. Tras regresar a su tierra natal, su obra se centrará en exclusivo en el paisaje insular –no sólo de Tenerife sino de todo el Archipiélago–, pero lejos ahora del tipismo y de la banalidad regionalista, frecuente aún en la pintura canaria de la época. 

Martín González tomaba apuntes directamente del natural, centrando su interés en la expresión. La calidad de sus pinturas le valió diversos encargos de importancia, como el de los cinco óleos que cuelgan en la sala que lleva su nombre en el Hotel Mencey de la capital tinerfeña, encargados por el capitán general García Escámez en agosto de 1949, o los dos grandes lienzos de la Basílica de la Candelaria, además de su presencia como miembro en instituciones de la talla del Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, el Instituto de Estudios Canarios de La Laguna o la Real Academia Canaria de Bellas Artes.

La pintura, que se encuentra en perfecto estado de conservación, podrá visitarse de lunes a viernes en horario de mañana en la casa museo Manuel Martín González. También se podrá concertar cita previa para visitas de grupo.