Buscar
09:53h. jueves, 19 de mayo de 2022

Avanzan los trabajos para la reparación de la conducción de agua regenerada al sur

Los trabajos para reparar la rotura de la tubería de la red de transporte de aguas regeneradas, a su paso por el término municipal de Güímar, continúan en a buen ritmo.

CaBILDO BALTEN GÜÍMAR Reparacion Tubo Balten
La empresa encargada de acometer las actuaciones de urgencia ha iniciado las operaciones necesarias para que el suministro de agua regenerada sea repuesto en el plazo más breve posible

La tubería, cuya longitud es de 62 km, suministra directamente a la balsa Valle San Lorenzo, que junto a las balsas de San Isidro y El Saltadero completan el sistema de almacenamiento de agua regenerada en el sur de la isla. 

El nivel de almacenamiento está al 81%, con unos 617.604,15 m3. Esta conducción, que transporta por gravedad unos 300l/s, o lo que es lo mismo, 1.080m3/h, se ha visto afectada por el oleaje al estar en zona de afección marina y por unas obras realizadas por el ayuntamiento en una pista cercana a la instalación hidráulica.

En la actualidad, para el suministro de agua de regadío, además de los aportes de esta tubería, el sur de la isla cuenta desde agosto de 2019 con las aguas desaladas de Fonsalía y San Isidro, además de los caudales provenientes de la estación de agua regenerada de Adeje/Arona, “lo que da mayores garantías que en el pasado” afirma el consejero insular de Agricultura, Gandería y Pesca, Javier Parrilla, “sin olvidar la mejora en la interconexión entre espacios de almacenamiento que hemos alcanzado”.

Las obras tienen una previsión de 15 días de duración por lo que esta capacidad de suministro de aguas regeneradas a las balsas de la zona sur de la isla se verá interrumpida en este plazo. “Al ser esta zona regada con agua regenerada nos permite dar tranquilidad a los agricultores y agricultoras porque tendrán agua para los cultivos que dependen de las redes de riego”.    

El consejero explica que el Cabildo de Tenerife ha demostrado su capacidad de reacción incrementando en un 3% el volumen almacenado en escasos 10 días. Esto quiere decir que los agricultores y agricultoras, disponen de 140.773,53m3 más de agua en las balsas de Tenerife. En este sentido el nivel de las balsas para riego para todo el sur de la isla se encontraba, a fecha del día 20 de enero al 72% de su capacidad.

La complejidad de las actuaciones recomiendan cautela ante la situación. Se encuentran ubicadas en una zona de difícil acceso y la reparación de la conducción debe realizarse con maquinaria pesada. “En cuanto a la obra hay que añadir que se realizará la reposición del servicio mediante un nuevo trazado que garantizará la ejecución y dará garantía de permanencia de la obra” afirma Parrilla, que añade su agradecimiento a la “altísima eficacia del personal de BALTEN ante estas actuaciones”.

“Estamos trabajando en su mejora desde hace dos años, pero además, hemos contado con otras vías que garanticen siempre el agua. Ya hemos vivido una situación similar en 2019 a la altura de Los Moriscos y, aunque la actuación de los trabajadores de BALTEN ha sido impecable, debemos estar prevenidos”, concluye Parrilla.