Buscar
lunes, 24 de junio de 2024 03:51h.

Güímar presenta el diagnóstico para definir un plan para el control del rabo de gato

El Ayuntamiento de Güímar presentó el diagnóstico sobre el estado del rabo de gato en el municipio con el objetivo de conocer la incidencia actual de la especie en diferentes zonas de su territorio.

Rabo Gato especies invasoras _Fotor
Se trata de definir una estrategia de trabajo orientada a frenar la propagación de una especie con gran capacidad reproductiva y que se adapta fácilmente a diversos ambientes.

 La iniciativa, promovida por la concejalía de Desarrollo Rural y Agricultura, tiene como finalidad la puesta en marcha de un plan de actuación municipal para el control de la especie Pennisetum setaceum (Rabo de Gato).

 

Nayra Caraballero, concejala de Desarrollo Rural, comunica que “una vez finalizados los trabajos se ha elaborado un informe en el que se recoge el grado de afectación de la especie, las amenazas que representa para determinadas zonas del término municipal y las posibles acciones a poner en marcha en el corto, medio y largo plazo para mejorar la situación”.

 

En las jornadas de presentación del estudio se pudieron exponer los resultados tanto a personal municipal, como de otras entidades que operan en el municipio. “En la jornada de tarde también pudimos dar traslado de las conclusiones a la ciudadanía y recoger  propuestas para establecer en el plan de actuación” destaca la concejala.

 

El diagnóstico se realizó durante los meses de febrero a abril de 2024, se llevaron a cabo trabajos para “conocer la situación actual de la especie en diferentes ubicaciones del término municipal, determinar los puntos de mayor vulnerabilidad y que requieren mayor atención, así como identificar factores que puedan estar contribuyendo a su rápida propagación” subrayan desde la concejalía de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Güímar.

Caraballero señala que “la iniciativa de realizar este diagnóstico responde a la voluntad de regular el avance de esta especie invasora y limitar su grado de afectación a zonas de interés natural en el municipio”. La concejala añade que “contar con un diagnóstico permitirá priorizar las actuaciones y definir una estrategia de trabajo orientada a frenar la propagación de una especie con gran capacidad reproductiva y que se adapta fácilmente a diversos ambientes”.

 

Presencia significativa de rabo de gato en el municipio. 

 

Entre otras cuestiones, el análisis indica que la especie Pennisetum setaceum tiene una presencia bastante significativa en el municipio, “siendo posible observar desde el nivel del mar y hasta cotas cercanas a los 700 metros, lo cual representa una distribución amplia”.

 

Las zonas que presentan una mayor presencia de la especie se centran fundamentalmente en solares y huertas abandonadas, así como en bordes de carreteras que funcionan como "corredores de propagación de la especie" según señala el informe. “Controlar el crecimiento de poblaciones en estos entornos puede determinar una mejora directa en la situación de partida” destaca Nayra Caraballero.

 

Otra cuestión que se certifica es la tendencia creciente de rabo de gato en el municipio. “En los puntos de observación en los que se ha estudiado la evolución de la misma se aprecia una mayor presencia en la actualidad”.

 

La concejala de Desarrollo Rural plantea que la presencia de la especie en Espacios Naturales Protegidos como el Paisaje Protegido de Siete Lomas, el Monumento Natural del Barranco de Erques, o la Reserva Natural Especial del Mapaís de Güímar, así como la cercanía de poblaciones de la especie a estos entornos, “representan un desafío de conservación que debe situarse como una acción prioritaria en cuanto a las medidas de actuación”.

 

Nayra Caraballero concluye que “una vez conocido el diagnóstico, lo que toca a partir de ahora es el diseño de un plan de acción enfocado a la investigación y mejor conocimiento de la especie, a programar actividades de formación y educación ambiental, a generar programas de voluntariado y participación ciudadana relacionados con el control de la especie y a coordinar recursos y cuadrillas que trabajen directamente en la eliminación de la especie”