Buscar
lunes, 20 de mayo de 2024 00:34h.

Güímar retirará la cruz de la plaza del Ayuntamiento y cambiará el nombre de la calle Alférez Luis Bertrán de Lis

El Pleno del Ayuntamiento de Güímar aprobó el jueves la retirada de la cruz situada en la plaza del Ayuntamiento (Santo Domingo) y el cambio del nombre de la calle Alférez Luis Bertrán de Luis, atendiendo según el grupo de Gobierno (CC-PSOE-USP) al artículo 35 de la Ley de Memoria Democrática que habla de los símbolos franquistas a retirar.

cruz de guimar(1)
Cruz de la plaza del Ayuntamiento

La retirada de la cruz, que podría ser trasladada al cementerio municipal, y el cambio del nombre de la céntrica calle fue aprobada con los votos a favor del Gobierno local, la abstención de la edil del PP, Socorro González y los votos en contra del resto de concejales del Partido Popular y del único de Nueva Canarias, tras pedir esto que ese punto del orden del día se quedara sobre la mesa hasta que se confeccione un catálogo sobre símbolos franquistas que aún pudieran quedar en el municipio, y no tener que traerlos uno a uno. Desechada esa propuesta se pasó a la votación.

La aprobación fue llevada a Pleno tras la reunión de la comisión de Distinciones y Honores tras la petición de un conocido exconcejal socialista. Uno de esos miembros es el cronista oficial del municipio, Octavio Rodríguez, quien recuerda que Güímar se distinguió por retirar los símbolos franquistas mucho antes de la Ley de Memoria Histórica. Fue en 1984 cuando Rodríguez era concejal de Cultura, retirándose los nombres del General Franco, José Antonio Primo de Rivera y 18 de julio, entre otros, de las vías güimareras. El cronista oficial está en contra de cambiar el nombre de la calle Alférez Hernández Bertrán de Lis, así como otros güimareros como el obispo Pérez Cáceres, Pedro Guerra, Julián Zafra o Tomás Cruz que fueron nombrados por Franco y que “no tuvieron la culpa de que les tocara vivir en la dictadura”, comentó.

Luis Hernández Bertrán de Lis fue el güimarero con mayor rango (alférez) en la Guerra Civil. Fue herido y regresó a localidad natal, para reincorporarse y morir en el frente con solo 21 años. Pertenecía al bando Nacional, el único que hubo en Canarias en aquella trágica contienda entre españoles.

La retirada de la cruz, con la actual Ley de Memoria Histórica, era probable, pese a que ya hace unos años se retiró del monumento el yugo y las flechas, la corona de laurel y el nombre de José Antonio Primo de Rivera que encabeza la lista de muertos en la Guerra Civil, quedando solo aquellos nacidos en Güímar y bajo el título: ‘Güímar, a los caídos por la Guerra’.

 

Articulo 35

El artículo 35 de la Ley 20/2022, de 19 de octubre de Memoria Democrática, que entró en vigor el pasado 21 de octubre, establece que serán considerados elementos contrarios a la memoria los que realicen menciones conmemorativas en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la dictadura, de sus dirigentes, participantes en el sistema represivo o de las organizaciones que sustentaron la dictadura. Cuando dichos elementos estén ubicados en edificios de carácter privado, pero con proyección a un espacio o uso público, existe la obligación también de retirarlos o eliminarlos.