Buscar
15:26h. martes, 28 de septiembre de 2021

Sí se puede e IUC apoyan las demandas de repartidoras de Correos en defensa de sus puestos de trabajo en Güímar

La coalición Sí se puede–Izquierda Unida Canaria (IUC) en Güímar apoyan las demandas de repartidoras de Correos en defensa de sus puestos de trabajo, cuando la reestructuración de la unidad de reparto en el municipio amenaza con la destrucción del trabajo de dos empleadas, justo en un momento en que el funcionamiento del servicio postal público es esencial.

Correos Güímar 98_Fotor
La reestructuración de la unidad de reparto en el municipio amenaza el funcionamiento del servicio postal público, esencial en estos momentos

Ambas organizaciones apoyan la concentración con la que se moviliza a trabajadoras y trabajadores del servicio en la mañana de este lunes y suscriben la moción elaborada por iniciativa del colectivo de Correos de Güímar para su consideración por parte del pleno municipal, que se celebra este jueves, 26 de noviembre. La coalición entiende que es necesario establecer medidas para garantizar la prestación de los servicios postales y su permanencia en este municipio. 

Sí se puede e IUC votarán a favor de esta moción en el pleno, en la que se plantea que el Ayuntamiento de Güímar requiera a la Sociedad Anónima Estatal de Correos y Telégrafos, a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), al Ministerio de Hacienda, al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y al gobierno central en general que mantenga la Unidad de Reparto de Güímar para garantizar el servicio de cartería en el municipio, de forma que contribuya al mantenimiento del tejido social, público y económico de Güímar. Así mismo, se pide a estos organismos que garanticen los compromisos de financiación que permitan cumplir los parámetros de calidad establecidos por la ley para el correcto desempeño de la prestación de los servicios postales. 

La coalición está de acuerdo con el colectivo de trabajadoras y trabajadores de Correos de Güímar en que estas medidas son las que pueden asegurar que toda la ciudadanía del municipio reciba el reparto de correspondencia durante cinco días a la semana, tal como mandata la Directiva Postal europea. Asimismo, Sí se puede e IUC destacan que, de no revertirse esta decisión, el servicio de distribución postal en Güímar quedaría dependiente de administraciones de Correos en otra localidad, de forma que se pierde calidad y la aportación que presta este servicio público en la creación de tejido e infraestructura social pública y económica propia. Asimismo, la coalición considera inaceptable que esta decisión se haya adoptado sin una consulta o información previa a la administración local. 

La moción recuerda que, durante el periodo de confinamiento por el estado de alarma decretado por la pandemia de la COVID-19, los servicios postales fueron declarados como servicios esenciales, al ser reconocido su papel como elemento de vertebración y cohesión territorial y por su contribución al desarrollo económico de los municipios, dado que facilitan y dan accesibilidad a la ciudadanía, a comercios, empresas y administraciones a disponer de un servicio a precio asequible y de calidad, con la garantía que da su condición de servicio público, que se presta al margen de otras consideraciones.