Buscar
viernes, 12 de julio de 2024 11:19h.

ASG respalda el uso de la RIC para fomentar la construcción de vivienda

La presidenta del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Melodie Mendoza, ha respaldado este martes, en el Parlamento, la propuesta de usar la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) para fomentar la construcción de vivienda en esta comunidad autónoma, pues, en su opinión, “hay que poner en marcha todas aquellas propuestas que puedan dar la vuelta o ayudar a dar la vuelta a la situación actual de emergencia habitacional”.

Melodie Mendoza asg 090724
Melodie Mendoza, comparte “la puesta en marcha de todas las propuestas dirigidas a resolver uno de los principales problemas que padece Canarias, el acceso a la vivienda, como demuestra la declaración de la emergencia habitacional”

Según explicó, “todos coincidimos en que uno de los principales, por no decir el principal, problema de los canarios es el acceso a la vivienda, no solo por los altos precios, sino también, por la escasa oferta existente”. Además, señaló, “todos tenemos claro que la única forma de bajar los precios y de que las familias puedan acceder a una vivienda es que exista una mayor oferta”.

 

A su juicio, “hay que fomentar la construcción de vivienda protegida y, al mismo tiempo, la de vivienda privada, porque la clase media de esta comunidad autónoma tiene muchas dificultades para acceder a una casa tal y como está el mercado inmobiliario actualmente, lo que se ve agravado por la inflación y los bajos salarios que tenemos en Canarias”.

 

Para la parlamentaria por la Isla de La Gomera, “esta es una situación que necesita de acción y que recurramos a todas las herramientas a nuestro alcance para poder abordar la emergencia habitacional que tenemos en todas las islas”.

 

Melodie Mendoza también aclaró que “el escenario socioeconómico actual nada tiene que ver con el escenario de 2006, cuando el Parlamento decidió por consenso no usar la RIC para este cometido, pues entonces se construían más de 20.000 viviendas anuales y ahora no se llega ni a 3.000”.