Buscar
miércoles, 06 de julio de 2022 00:03h.

La Federación Regional de Cofradías de Pescadores, en contra de instalar un parque eólico marino en la Península de Jandía

La Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias ha manifestado su total oposición a las previsiones del Gobierno de Canarias de instalar un parque eólico marino en la Península de Jandía, “ya que supondría la muerte del sector en la isla y un grave perjuicio para la flota de otras islas, además de un grave daño medioambiental a la zona”.

 

peninsula-de-jandia-fuerteventura-islas-canarias-4727-3(1)
Los pescadores aseguran que supondría la muerte del sector en la Isla y un daño medioambiental irreparable

Según ha podido saber la Federación, el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Ejecutivo autonómico y, en concreto, el Plan de Transición Energética, contemplaría la zona de la Península de Jandía como una de las susceptibles de instalación de este tipo de parques, algo que, según explica el representante y portavoz de la Federación, David Pavón, choca con lo recogido en el Plan de Ordenación del Espacio Marítimo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Cambio Climático, que contempla como Zona de Especial Conservación (ZEC) el lugar señalado por el documento del Ejecutivo autonómico.

“Justo esa zona tiene un valor ecológico, medioambiental y pesquero excepcional que quedaría totalmente arruinado con la instalación de un parque eólico marino”, explica. “La pesca que allí se practica es artesanal y absolutamente sostenible, ya que se trata de un auténtico vergel submarino con un valor incalculable, a lo que se suma que es la zona de pesca más importante para los buques de la isla, que se verían gravemente afectados y abocados a dejar la actividad”.

Desde la Federación, aseguran que no se oponen a la instalación de un parque marino en la isla, “lo que solicitamos al Gobierno de Canarias es que, antes de tomar una decisión, se reúnan con la Cofradía de Pescadores de Morro Jable para buscar el mejor lugar para realizar una instalación de estas características”.

En total, un parque eólico marino en la Península de Jandía afectaría a más de 80 barcos que tendrían que se verían abocados a dejar su actividad, ya que, según explican, los aerogeneradores generan un campo electromagnético que les obligaría a distanciarse dos millas, a lo que se suma el ruido y el movimiento de las aspas que podría afectar a una de las colonias de pardelas más importantes de Canarias, una especie protegida por su fragilidad.

La Federación manifiesta que trabajará para preservar un lugar y evitar el daño medioambiental y económico que se puede hacer a la isla de Fuerteventura si se lleva a cabo el plan contemplado en el documento que se encuentra ahora en tramitación en el Parlamento de Canarias.