Buscar
14:34h. lunes, 27 de septiembre de 2021

FEPECO denuncia que se quiere debilitar Tenerife para encumbrar Gran Canaria en el liderazgo regional

Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO, la patronal provincial de la construcción, advierte de la intención de los noistas y de algunos políticos,  más interesados en mantener la poltrona que en defender a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, de abrir un debate eterno, maquiavélico,  demagógico, insustancial y sin intención alguna de encontrar el acuerdo, con el único fin de que se pase el tiempo en discusiones bizantinas y así alargar, sine die,  todos los trámites necesarios para concluir el Puerto de Fonsalía.  

Oscar Izquierdo Fepeco 011
El debate estéril para dilatar la construcción del Puerto de Fonsalía, es una estrategia preconcebida, para frenar la potencialidad presente y futura de Tenerife y de las tres islas verdes, El Hierro, La Gomera y La Palma

Desde el principio, lo está boicoteando una minoría ideologizada y sectaria, por cierto, muy bien incrustada en los servicios administrativos que tienen que hacer los informes respectivos y que no tienen ninguna legitimidad democrática, además de no representar a la inmensa mayoría de la sociedad tinerfeña y de las tres islas verdes, que si quieren las infraestructuras y en concreto el citado puerto.  

Desde FEPECO, hemos defendido siempre la discusión sosegada, seria y profesional, pero con tiempo de caducidad, para buscar y a la vez encontrar soluciones viables y consensuadas. Incluso es bueno que sea política, pero dejando fuera la demagogia o el populismo, que no llevan a nada, sino precisamente al desgaste, aburrimiento y rechazo ciudadano, por enquistar los problemas y obras a ejecutar, que es precisamente la estrategia típica de los noistas y políticos populistas.

Hay que unirse, no para estar juntos por obligación, sino para hacer algo juntos, sabiendo que nadie tiene la verdad absoluta sobre el particular y que los demás también suelen acertar en algo, por lo que es oportuno, la comparación de los resultados de los distintos estudios existentes o posibles, para llegar a un gran acuerdo estratégico por Tenerife, que posibilite la construcción de las infraestructuras que la isla demanda y necesita, por supuesto, con el mínimo efecto en el territorio y sobre el medio ambiente, sin estar en una permanente discusión que la paraliza, la empobrece y la relega a convertirse en una isla menor, lo cual,  FEPECO  rechaza y nos impulsa a seguir luchando con más ahínco para recuperar la dignidad de Tenerife y el puesto primario que le corresponde en el contexto autonómico.

Oscar Izquierdo enfatiza que no se puede estar discutiendo absolutamente cualquier iniciativa empresarial, inversora o ejecución de obra pública, como método estratégico para que no se empiece nada. Eso es lo que ha pasado en las últimas décadas y sigue sucediendo actualmente en Tenerife, donde se habla mucho y se ejecuta poco.  El Gobierno de Canarias, tiene que demostrar que gobierna con mando, para todos por igual y como muy bien hace en las otras islas, tiene que imponer su autoridad legítima y democrática, por encima de presiones populistas o electoralistas, poniendo en marcha aquellas obras públicas e infraestructuras, eso sí, con todos los avales medioambientales oportunos, que sirvan como base para el crecimiento económico y el desarrollo social de Tenerife, El Hierro, La Gomera y La Palma.

Lo que no se puede permitir es que, por miedo a enfrentarse a una minoría negacionista, revoltosa y paralizadora, se retrase la ejecución de lo que es prioritario, demandado y necesario para el crecimiento económico, el desarrollo social y la sostenibilidad de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, como son sus infraestructuras esenciales.