Buscar
lunes, 04 de julio de 2022 03:12h.

El PSOE apuesta por derogar la ley que limita la capacidad de gestión municipal

El secretario general de los socialistas de Tenerife y candidato del PSOE al Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, compareció esta mañana en rueda de prensa para defender la necesidad de derogar con la actual Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local “con el objetivo de devolver la autonomía a los municipios y cabildos y devolverles la capacidad de gestión y la libertad a las corporaciones locales”.

 

PSOE Martín 48_Fotor
El secretario general de los socialistas tinerfeños, Pedro Martín, cree que ya es hora de devolverle la libertad de decisión a las corporaciones locales

Martín recordó que el gobierno de Partido Popular (PP) en el Estado propició, con el argumento de la crisis, que se recortaran las capacidades de los ayuntamientos para gestionar, “lo que ha hecho que se hayan producido situaciones tan absurdas como no poder crear un plan juvenil contra la drogadicción o construir una residencia para ancianos”.

“No se trata de gastar más en fiestas sino de que los ayuntamientos que cumplan con todos los criterios de salud financiera puedan destinar el dinero a las necesidades de la ciudadanía, y lo que ha ocurrido es que se impiden gastar el dinero que los propios ayuntamientos han ahorrado; además, el Estado fija en qué se puede gastar el dinero y en que no. Dicho de otra manera, nos recortan la capacidad de gestionar de la mejor manera posible para darles soluciones a nuestros vecinos y vecinas y, por si fuera poco tampoco  se ha incrementado exponencialmente la burocracia y tampoco nos dejan contratar personal a pesar de que se jubilen funcionarios”, criticó el líder de los socialistas de Tenerife.

Pedro Martín también insistió en que “esta regresión administrativa propiciada por el Gobierno del Estado del PP ha sido tremenda y no es justa porque son los ayuntamientos, las corporaciones locales en general, las que precisamente han salvado el papelón del problema del déficit en España, porque los únicos cumplidores somos los ayuntamientos y los únicos que hemos superado con nota los criterios de déficit que nos obligaba el Estado”.

Igualmente insistió en que la intención de los socialistas es revertir esta situación de las entidades locales, que ya son mayores de edad en cuanto a la gestión de los recursos.

Martín estuvo acompañado por el presidente de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos insulares de la FEMP y presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, que también recalcó la necesidad de conseguir que las administraciones locales puedan emplear el superávit del que disponen, así como reponer personal público y disponer de una financiación local “justa”, medidas todas ellas “históricas” que también reclamaron al anterior Gobierno del Partido Popular.

30.000 millones disponibles y sin gastar

Francisco Reyes también se quejó de que esta legislatura el Ejecutivo no les haya permitido emplear los 30.000 millones de euros que las administraciones locales ahorraron “fruto de la buena gestión”, lo que a su juicio supone una “penalización” a unas administraciones que, según Reyes, “para algunos han sido culpables de lo que estamos viviendo”.

“Creemos que nuestro superávit no puede servir para endulzar las cuentas que el Gobierno tiene que presentar en Europa. El Gobierno de España y las Comunidades Autónomas no han cumplido el objetivo de déficit, y nosotros sí lo hemos hecho. Hemos demostrado que las corporaciones locales no eran el problema, sino parte de la solución a las dificultades que estamos viviendo”, destacó el presidente de la Comisión de FEMP.

La representante de la Junta de Gobierno de la FEMP y alcaldesa de Candelaria, Mari Brito, también compareció ante los medios, señalando que después de los años de regresión en la autonomía de las corporaciones instaurada por el PP en el Gobierno del Estado, es ahora, con el Gobierno del PSOE cuando se ve la necesidad de acabar con esta situación y que los ayuntamientos recuperen la capacidad de poder mejorar la vida de la ciudadanía.