');
Buscar
lunes, 04 de marzo de 2024 16:11h.

Las Regiones Ultraperiféricas defienden el mantenimiento de su tratamiento específico en la nueva Unión Europea

La Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP) ha aprobado hoy, miércoles 8 de noviembre, una declaración conjunta de los nueve territorios que forman parte de la Unión Europea (UE) para reclamar a los órganos comunitarios que se consideren las singularidades de las RUP en cualquier plan o acción política en el seno de los Veinticinco. 

RUP
Las nueve regiones ultraperiféricas suscriben una declaración unánime para exigir a Europa que garantice y fortalezca el trato específico a sus territorios

 La demanda de las RUP —que ha sido ratificada por los jefes de gobierno de los archipiélagos portugueses de Madeira y Azores, de las regiones francesas de ultramar de Guadalupe, Guayana, Martinica, La Reunión, Mayotte y San Martin, y Canarias, anfitriona de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP que se celebra hasta mañana en la sede de Presidencia en Santa Cruz de Tenerife— se vincula con el riesgo de que la UE rebaje el concepto de territorio alejado si, en los próximos años, valora la ampliación del actual número de regiones ultraperiféricas.

 

En su declaración conjunta, las nueve regiones ultraperiféricas de la UE ponen el foco en las políticas comunitarias de cohesión económica y social, encaje presupuestario, energía, migración, medidas ante el cambio climático, fiscalidad, aduanas, transporte, cooperación territorial, agricultura y pesca. En este escenario, las RUP subrayan la incidencia que tiene en estos territorios el actual “contexto geopolítico marcado por la degradación internacional”, una realidad que “agrava aún más” la vulnerabilidad y la dependencia del exterior de las regiones ultraperiféricas. “Los conflictos armados en el mundo y la inestabilidad en nuestros entornos geográficos, especialmente en África y el Caribe”, recoge la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP, “exigen respuestas concretas para garantizar la seguridad y la estabilidad de toda la Unión Europea, también la de sus territorios más alejados”, así como el riesgo “aún más incierto” que supone la posible ampliación de la UE en los próximos años.

 

Para afrontar la coyuntura actual y planificar actuaciones a medio y largo plazo, las RUP demandan “equilibrios” a las administraciones comunitarias para “velar siempre por su estabilidad y cohesión interna a partir del enfoque de autonomía estratégica propugnado por la Comisión Europea”. En este ámbito, las nueve regiones RUP piden que el enfoque de la UE “no puede ser solo continental, sino que ha de proyectarse también respecto a nuestras regiones, las más alejadas del continente europeo”, y alertan de la incidencia de las próximas elecciones al Parlamento Europeo previstas para 2024. “Los comicios europeos serán determinantes para el futuro inmediato de la Unión Europea porque conformarán un nuevo Parlamento Europeo y condicionarán la conformación de la nueva Comisión Europea, ambas fundamentales para el impulso de una Europa unida y una ultraperiferia visible”, indican los presidentes de las RUP.

 

Entre los contenidos de la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP destaca la inquietud de las regiones alejadas sobre el futuro de la política de cohesión europea. En este terreno, los nueve gobiernos de las RUP instan a las instituciones y organismos de la UE a “defender la política de cohesión como pilar fundamental del proceso de integración europea” para garantizar su identidad, sus objetivos iniciales y su actual enfoque de gobernanza multinivel. “Esperamos que el principio de ‘no dañar a la cohesión’ se proyecte en todas las políticas europeas, evitando iniciativas que puedan tener un impacto negativo en la cohesión territorial e incluso dejar atrás a algunas regiones, una preocupación que debe ser claramente compartida por nuestros Estados”, incluye la declaración de los presidentes de las RUP para alertar de que los territorios “atrapados en la ‘trampa del desarrollo’ son el granero de sentimientos anti europeístas que exigen respuestas concretas e inmediatas” que “refuercen la adaptación” de políticas europeas y medidas de acompañamiento para mejorar el atractivo de las RUP sobre el principio de garantía de justicia social.

 

Presupuesto europeo

 

Sobre la revisión del Marco Financiero Plurianual, las RUP creen que esta actuación “ofrece una oportunidad única” para dotar a los Veinticinco de los recursos necesarios para atender retos actuales y futuros “a partir de un enfoque solidario que tenga en cuenta el principio de realidad geográfica”. En este sentido, además de instar a las instituciones europeas a agilizar el trámite de las propuestas legislativas que permitan el retraso del cierre de la programación 2014-2020, las RUP reclaman que todo nuevo instrumento “debe garantizar la inclusión de las regiones ultraperiféricas conforme al artículo 349 del TFUE, evitando que beneficien solo a las [zonas] más desarrolladas”.

 

Cambio climático 

 

En su declaración conjunta, las nueve RUP asumen que el proceso de negociación del paquete legislativo llamado Fit for 55 está prácticamente finalizado, pero advierten de que las RUP, “aun habiendo conseguido excepciones y derogaciones claramente insuficientes y en su mayoría transitorias, continúan extremadamente preocupadas por los efectos que tendrá la aplicación en sus economías, la movilidad de sus ciudadanos, el aprovisionamiento a precios razonables y su convergencia con la UE”. En este terreno, las regiones alejadas reclaman “evaluación de impacto global sobre la aplicación de este paquete y un análisis de los efectos acumulativos y combinados de distintas medidas en las RUP”. También que se empiece a tener en cuenta el coste de implantación de estos objetivos para la industria automovilística europea y analizar las dificultades de su implantación en las RUP. “Reclamamos que los actos delegados de la Comisión Europea en aplicación del paquete Fit for 55 y los informes sucesivos de revisión de la aplicación de cada una de sus medidas”, señalan las RUP, “valoren de manera específica la situación de la ultraperiferia en un apartado específico.

 

Energía

 

En los contextos político y económico actuales, marcados por una serie de conflictos bélicos que tienen una incidencia directa en los precios y en el acceso efectivo a las fuentes de energía, la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP subraya los condicionantes derivados de la situación geográfica “en un contexto de retos y objetivos cada vez más ambiciosos”. Con este objetivo, sostienen los nueve presidentes de las RUP, estas regiones europeas “deben recibir un mayor apoyo para la valorización de todos sus recursos naturales, incluida la biomasa y el hidrógeno, tanto en la producción como en el almacenamiento” para evitar problemas futuros.

 

Migración

 

Otro asunto central de la reunión de los presidentes de las RUP ha sido el repunte de los flujos migratorios con destino o tránsito en estos territorios alejados del continente. En este ámbito, las nueve RUP explican que la Unión Europea “es foco de atracción para nuestros vecinos y lo continuará siendo si no conseguimos colmar la brecha del desarrollo” porque “la respuesta de la UE al fenómeno de la migración irregular será ineficaz mientras sus instrumentos no estén adaptados a la realidad del fenómeno, ya que olvida a las regiones que se sitúan en primera línea de esta crisis humanitaria”.

 

Además de la adopción de medidas a largo plazo que sean “diseñadas con enfoque de codesarrollo con los países de origen y del establecimiento de vías de migración legal, ordenada y segura”, los gobiernos de las RUP ven “urgente” que se atienda a “situaciones de emergencia” en sus territorios. “Una vez más reivindicamos verdadera corresponsabilidad de la UE y de todos sus Estados”, afirman sus presidentes, “garantizando atención digna y respetuosa de los derechos humanos a las personas que llegan”, sobre todo ante los menores migrantes no acompañados. “Además de avanzar en una asignación específica del FAMI a las RUP que afrontan el fenómeno de la migración irregular”, señalan las RUP para reclamar que se articule de “una manera más flexible sobre la base de indicadores realistas por su imprevisibilidad y emergencia”, a través de la adopción de medidas específicas, “como ha hecho la Comisión Europea” ante la situación migratoria en la isla italiana de Lampedusa.

 

Cooperación Territorial Europea

 

Desde el planteamiento de que la posición geográfica de las RUP es “una fortaleza para toda Europa”, sus nueve gobiernos piden que las instituciones europeas “profundicen desde ya en su reflexión sobre la inserción regional” de estos territorios alejados. “Acogemos con satisfacción los avances anunciados por la Comisión durante el evento sobre inserción regional de las RUP organizado bajo presidencia española del Consejo de la UE e instamos a adoptar una verdadera política de Gran Vecindad, con instrumentos ad hoc y recursos propios”, recoge la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP: “En este contexto instamos a la Comisión a que en el próximo marco financiero concrete la concertación de fondos para la realización de proyectos de las RUP con asignación presupuestaria específica de fondos de política exterior y programas de cooperación territorial de las RUP”.

 

Fiscalidad y aduanas

 

Los nueve gobiernos de las RUP también destacan la importancia estratégica de sus respectivos regímenes fiscales específicos como “dinamizadores económicos de nuestras regiones y solicitamos su protección, incluida la Zona Franca de Madeira, en el marco de los recientes acuerdos internacionales que pretenden homogeneizar la fiscalidad directa”. “Esta realidad específica”, resaltan las regiones ultraperiféricas de la UE, “debe tenerse también en cuenta en el marco de la futura reforma aduanera para la que solicitamos [que] se realicen estudios de impacto específicos previos”.

 

Transporte

 

En el caso de la política de transportes, los presidentes de las RUP reclaman que se cree un programa operativo financiero específico para el transporte y la conectividad en las regiones ultraperiféricas “fuera de los fondos estructurales” para paliar las dificultades derivadas de la lejanía y el aumento de los precios con el objetivo de garantizar la conectividad de nuestras regiones a nivel interno, nacional y europeo”.

 

Agricultura

 

En relación con el sector primario, las RUP solicitan que se aliente la colaboración interinstitucional para fortalecer el presupuesto del POSEI con la finalidad de mejorar la autonomía agrícola, agroindustrial y agroalimentaria en sus nueve territorios. Para ello, las RUP confían en que la evaluación del POSEI que ya se encuentra en marcha “confirme esta necesidad manifestada desde hace años” y que, además, en el marco de la revisión del Reglamento relativo a la protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas se tengan en cuenta características específicas de las RUP, sobre todo en lo vinculado con el transporte marítimo de animales vivos.

 

Pesca

 

Por la naturaleza insular de la mayoría de las RUP, sus gobiernos reclaman que la política común de la pesca y la política marítima deben modificarse para permitir el desarrollo de los sectores de la pesca y de la economía azul sostenible. “Si bien el aumento del umbral de ayudas de minimis supone un avance”, reconocen las RUP, “no es la solución a los problemas de la renovación de la flota pesquera”. Por este motivo, las RUP reiteran la necesidad de que la Comisión garantice esta renovación con “flexibilización de la política común de pesca” que modifique la actual metodología exigida para demostrar un equilibrio entre la capacidad pesquera y las posibilidades de pesca, difícilmente aplicable en las regiones ultraperiféricas. “Para el próximo periodo de programación”, recoge la declaración, “reiteramos nuestra solicitud de que la posibilidad de ayudas a la renovación de flota en las RUP se incluya en el FEMPA”.

 

Relaciones institucionales

 

La XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP también abordó las relaciones de los territorios alejados con la Comisión Europea y pide, en este ámbito, que el máximo órgano de gobierno de la UE “recupere las herramientas de asociación que se habían puesto a disposición” de las nueve RUP y que “considerábamos consolidadas”, en especial el Foro de la Ultraperiferia que era un elemento esencial para la visibilidad de estas regiones. “Reivindicamos que la estrategia para las RUP es el resultado de un proceso de construcción conjunta y solicitamos que no se cuestione el acervo consolidado de la ultraperiferia, evitando toda interpretación restrictiva que pueda perjudicar nuestros intereses”, refleja la declaración de la Conferencia de Presidentes.

 

En este sentido, las RUP instan a la nueva Comisión a que “mantenga el mismo nivel de atención particular dado hasta ahora a la ultraperiferia a través de la Unidad RUP y pedimos que se refuerce su papel de coordinación interservicios y que sus funciones evolucionen para permitir un análisis más profundo de expedientes concretos”, indican los jefes de gobierno de las RUP no sin valorar la intención de la Comisión Europea de invertir en potencial de los territorios alejados: “Solicitamos se continúe trabajando en refuerzo de las capacidades de recursos humanos, especialmente en preparación y gestión de proyectos europeos en el marco de los programas horizontales”.

 

 

Parlamento Europeo

 

Sobre las relaciones de las RUP con el Parlamento Europea, los gobiernos de estos nueve territorios “agradecemos su último informe sobre la estrategia RUP, destacando especialmente su ambición de formular propuestas que van más allá del marco de la estrategia de la Comisión Europea y confiamos en que mantenga su apoyo, con la misma intensidad, en el próximo periodo legislativo”. En este mismo escenario futuro de la UE, los presidentes de las RUP confían en que la Presidencia española de la UE “culmine la labor en defensa de la ultraperiferia” impulsada por Francia y Portugal en sus anteriores turnos de presidencia. No obstante, las RUP piden expresamente que la Presidencia española de la UE dé impulso a “orientaciones políticas claras” en las conclusiones del Consejo de Asuntos Generales que permitan hacer evolucionar la estrategia para las RUP en la dirección apuntada por el Parlamento Europeo y por los Estados y las regiones en su posicionamiento conjunto de 19 de enero de 2022.

 

Como conclusión de la idea básica de salvaguardar el estatus de las RUP en el seno de la UE, los gobiernos regionales de estos territorios advierten de que “en un mundo cambiante y enfrentado a crisis sucesivas, superpuestas e inesperadas, ante los desafíos que comporta la transición económica y social hacia un mundo más verde y digital, ante inminentes debates como el futuro de la política de cohesión y la distribución solidaria del presupuesto europeo”, las nueve RUP consideran que aún es necesario “continuar con la sensibilización sobre nuestras realidades específicas para continuar avanzando en una Europa respetuosa y sensible a la realidad territorial”.

 

Estos planteamientos de las RUP fueron abordados en la conferencia informativa que el presidente de Canarias, Fernando Clavijo Batlle, y la presidenta de La Reunión, Huguette Bello, ofrecieron para presentar la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP.