Buscar
domingo, 26 de mayo de 2024 14:12h.

Las RUP piden a sus Estados miembros que asuman compromisos prácticos para su defensa ante la UE

La Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP), el organismo que reúne a las regiones portuguesas de Azores y Madeira, la española Canarias y las regiones francesas de ultramar de Guadalupe, Guayana, Martinica, La Reunión, Mayotte y San Martín, ha subrayado hoy, miércoles 9 de noviembre, la necesidad de que los gobiernos de estos tres Estados se involucren de manera efectiva en la presentación y defensa de los objetivos de las RUP ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. 

0911 RUP
La Conferencia de Presidentes de las RUP marca una hoja de ruta para consolidar el apoyo de la UE en políticas de cohesión, migraciones, energía y transportes

En la declaración final de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP, celebrada en Santa Cruz de Tenerife, los representantes de los gobiernos de las nueve regiones RUP remarcaron el valor de una hoja de ruta marcada sobre objetivos vinculados con la política de fondos de cohesión, los flujos migratorios, los transportes o el acceso a la energía.

 

La reclamación de las RUP a sus Estados miembros para que asuman compromisos de presente y futuro para la defensa de las nueve regiones alejadas se basa, según recoge la declaración final de la vigésimo octava Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, en la necesidad de que la Unión Europea busque “equilibrios para el futuro velando siempre por su estabilidad y cohesión interna a partir del enfoque de autonomía estratégica propugnado por la Comisión Europea”. En este escenario, las RUP consideran que el enfoque político comunitario “no puede ser solo continental, sino que ha de proyectarse también respecto a nuestras regiones, las más alejadas del continente europeo”, según recoge el compromiso suscrito por los nueve gobiernos de las RUP. “El principio de ‘no dañar a la cohesión’ [debe proyectarse] en todas las políticas europeas, evitando iniciativas que puedan tener impacto negativo en la cohesión territorial e incluso dejar atrás a algunas regiones”, indican los gobiernos de las RUP ante una “preocupación que debe ser claramente compartida por nuestros Estados” en defensa de la ultraperiferia.

0911 RUP 1
Las nueve regiones ultraperiféricas solicitan a los gobiernos de España, Francia y Portugal que velen por el acervo RUP ante la Comisión Europea y el Parlamento 

Los gobiernos de las Regiones Ultraperiféricas también subrayan en la declaración final de su XXVIII Conferencia de Presidentes que el próximo horizonte electoral en la Unión Europea es un factor añadido a la incertidumbre que rodea a la política y a la economía en los últimos años. En este sentido, los representantes de las RUP subrayan que las próximas elecciones europeas previstas para el año 2024 “serán determinantes para el futuro inmediato de la UE” debido a la renovación del Parlamento Europeo y su incidencia directa en la conformación de una nueva Comisión Europea. “Ambas”, asumen las RUP, “fundamentales para el impulso de una Europa unida y de una ultraperiferia visible”.

 

Entre los objetivos marcados por la hoja de ruta aprobada en la Conferencia de las RUP destacan iniciativas en el ámbito de la cohesión territorial, donde las regiones alejadas reclaman que las nuevas instituciones europeas que salgan de las elecciones de 2024 defiendan la política de cohesión “como pilar fundamental del proceso de integración europea, garantizando su identidad, objetivos iniciales y su actual enfoque de gobernanza multinivel”. En este sentido, las RUP subrayan que la revisión del Marco Financiero Plurianual ofrece una oportunidad única para dotar a la UE de los recursos necesarios para atender a los retos actuales y futuros a partir de un enfoque solidario que tenga en cuenta el principio de realidad geográfica. “Cualquier nuevo instrumento debe garantizar, por tanto”, señalan los gobiernos de las RUP, “la inclusión de las regiones ultraperiféricas conforme al artículo 349 del TFUE, evitando que beneficien solo a las más desarrolladas”.

 

Otro elemento de primer orden es el denominado paquete legislativo Fit for 55 con una serie de medidas contra el cambio climático, cuya negociación está a punto de cerrarse en la UE. En este terreno, las RUP han logrado excepciones y derogaciones, pero consideran estas salvaguardas “claramente insuficientes y en su mayoría transitorias”. En su declaración final, las nueve Regiones Ultraperiféricas “continúan extremadamente preocupadas” por los efectos sobre el terreno que tendrá la aplicación del Fit for 55 en sus economías, en movilidad de sus ciudadanos, aprovisionamiento a precios razonables y su convergencia con la UE. “Exigimos, por tanto”, subrayan las RUP, “una evaluación de impacto global sobre la aplicación de este paquete Fit for 55 y un análisis de los efectos acumulativos y combinados de las distintas medidas en las Regiones Ultraperiféricas”.

 

En política migratoria, la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP también incide en la necesidad de un mayor compromiso de los Estados miembros y de la propia UE en la gestión de los flujos migratorios que intentan alcanzar territorio comunitario procedentes de África y de otras zonas del Caribe. En este ámbito, las RUP reclaman medidas a largo plazo con un enfoque de codesarrollo con los países de origen y del establecimiento de vías de migración legal, ordenada y segura. “Es urgente atender a las situaciones de emergencia que vivimos”, recoge la declaración conjunta de los gobiernos de las RUP, y “una vez más reivindicamos una verdadera corresponsabilidad de la Unión y de todos sus Estados miembros, garantizando atención digna y respetuosa de los derechos humanos a las personas que llegan, en especial respecto a menores migrantes no acompañados”.

 

Vinculadas con las políticas europeas de transporte y sector primario, los gobiernos de las RUP plantean la necesidad de ampliar los mecanismos de compensación para las zonas alejadas del continente. En transporte, las Regiones Ultraperiféricas reivindican la puesta en marcha de un programa operativo financiero específico para transporte y conectividad en las RUP, como “un POSEI del transporte” que quede “fuera de los fondos estructurales, que pueda paliar las dificultades derivadas de la lejanía y el aumento de los precios, para garantizar la conectividad de nuestras regiones a nivel interno, nacional y europeo”. Esta medida tiene una incidencia directa en el sector de la agricultura en las RUP, donde estas nueve regiones reclaman apoyo político para “fortalecer el presupuesto del POSEI con la finalidad de mejorar la autonomía agrícola, agroindustrial y agroalimentaria” en las zonas alejadas. “Confiamos en que la evaluación del POSEI en marcha confirme esta necesidad manifestada desde hace años”, plantean las RUP, así como la toma en consideración de las especificidades ultraperiféricas en la revisión del Reglamento relativo a la protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas al transporte marítimo.

 

Traspaso de la Presidencia de las RUP

 

En la sesión de clausura de la XXVIII Conferencia de Presidentes de las RUP se llevó a cabo el traspaso de la Presidencia del organismo que reúne a los gobiernos de las nueve Regiones Ultraperiféricas de la UE. De esta forma, la Presidencia anual de las RUP fue recogida por la titular del Gobierno de La Reunión, presidenta Huguette Bello, de manos del presidente de Canarias, Fernando Clavijo Batlle. En el acto de traspaso, el presidente canario puso en valor la reunión celebrada en las islas para “mejorar la visibilidad de la ultraperiferia, explicar nuestras singularidades y sensibilizar sobre razones que justifican un tratamiento diferenciado, adaptado a la realidad y a todos los condicionantes que nos reconocen los tratados y la jurisprudencia” para el grupo de Regiones Ultraperiféricas.

 

Ante lo que definió como una etapa de “grandes dificultades e incertidumbre, de enorme preocupación sobre el presente y de importantes dudas sobre el futuro”, Fernando Clavijo subrayó dos asuntos de importancia crucial para el conjunto de las RUP y en particular para Canarias. “Este siglo será recordado como el período de los desplazamientos de personas, de los refugiados y de las migraciones”, señaló el presidente ante una realidad que las RUP “pueden atestiguar en primera persona” porque, explicó Fernando Clavijo, este año han llegado a Canarias más de 31.000 personas por vía de inmigración irregular en cayucos desde la costa noroccidental africana. “Y a ellas, desgraciadamente, tenemos que sumar todas las que han perdido la vida a través de la mortífera ruta atlántica”, indicó el presidente de Canarias para demandar mayor compromiso de los Estados miembros y de la propia UE para trabajar en la gestión “compartida y solidaria” del flujo migratorio.

 

También se refirió Fernando Clavijo a otro de los expedientes de calado que ahora están abiertos a debate en la UE vinculado con la política de transportes. “La negociación del paquete legislativo Objetivo 55, con cuestiones tan importantes para las RUP como el sistema de comercio de derechos de emisión, tanto el de transporte aéreo como marítimo, está prácticamente finalizado, pero pese a que se han logrado ciertas excepciones y derogaciones, consideramos que son insuficientes”, afirmó Clavijo porque “seguimos muy preocupados por sus posibles efectos sobre nuestra conectividad y en la competitividad”.

 

Por su parte, entre los primeros compromisos anunciados por la nueva Presidencia de las Regiones Ultraperiféricas, Huguette Bello anunció la elaboración de un estudio de impacto sobre el sistema de comercio de derechos de emisión en el transporte aéreo y marítimo de las RUP, con objeto de poder fundamentar excepciones más amplias. 

 

Los representantes de la Comisión desplazados a Canarias se han comprometido a reforzar el diálogo con las RUP, cuyo papel han destacado como “punta de lanza de la UE en el mundo”, a la vez que han resaltado la importancia del programa MAC (Madeira, Azores, Canarias) que incluye cooperación con siete países africanos.