Buscar
03:16h. lunes, 06 de diciembre de 2021

CC de San Miguel de Abona vota en contra de realizar el saneamiento en la zona media-alta del municipio

El PSOE de San Miguel propone invertir parte de los 22 millones de euros de superávit municipal en solucionar este problema que es una competencia municipal

 

jose carlos rodriguez rodriguez-psoe(1)
José Carlos Rodríguez Rodríguez, concejal socialista en San Miguel de Abona

La situación del saneamiento en San Miguel de Abona es preocupante. Lamentablemente, toda la zona media-alta del municipio carece de saneamiento y el que existe tiene más de 50 años y no cumple con la normativa actual, así lo explicaba el  concejal socialista José Carlos Rodríguez Rodríguez en el último pleno, en el cual defendió una moción que requería al grupo de gobierno (CC) que se sumarán a la aprobación de esta iniciativa, tal y como lo hicieron los demás partidos políticos, e invertir parte de los 22 millones de euros de superávit municipal en solucionar este problema que es una competencia municipal.
 
En este sentido, el edil subrayó que “las leyes deben ser cumplidas por todos, administración y ciudadanos. Tenemos 22 millones de euros de superávit y no se ha destinado ni un euro de ese dinero para solucionar la totalidad del saneamiento del municipio”.
 
Seguidamente aseguró que “arreglar este grave problema supondría una inversión de entre 10 y 12 millones de euros, si no utilizamos ese dinero, que es de los sanmigueleros y sanmigueleras,  para algo que sí es competencia municipal, el grupo de gobierno nos estaría endeudando a largo plazo, porque tarde o temprano hay que arreglar esta situación, por lo tanto, la negativa de su voto, nos obligará a ir a los bancos a solicitar préstamos para poder arreglar algo que ahora sí se puede pagar”. 
 
Dentro de esta línea, el concejal socialista también ha reprochado al grupo de gobierno de San Miguel que no se haya presentado ni un solo proyecto a los Fondos europeos que también pueden ser utilizados para inversión en saneamiento. “Estamos desaprovechando el dinero que hemos ahorrado entre todos y perdiendo inversiones que mejorarían nuestro municipio enormemente”, aseguró el edil.
 
Para el grupo municipal de gobierno, los saneamientos se han de ir ejecutando a medida que se vayan urbanizando las calles, pero se han olvidado que en el presupuesto de 2021 todavía está pendiente de ejecutar una partida presupuestaria de 800.000 euros para asfaltado de calles y muchas de esas calles, van a tener que volverse a abrir dentro de dos o tres años porque no han incluido el saneamiento, es decir, nos hacen gastar a todos los sanmigueleros y sanmigueleras un dinero de manera innecesaria, no hay que ser experto económico para entender que no se puede gastar dos veces en lo mismo, argumentó el concejal Rodríguez Rodríguez.
 
Las calles que se asfaltarán y que no tendrán saneamiento están ubicadas en el casco urbano de San Miguel de Abona, Tamaide, El Roque, Aldea Blanca, Las Zocas, Oroteanda Baja y el camino de La Hoya, por lo visto, la planificación del grupo de gobierno es derrochar, ahora, 800.000 euros en asfaltado y dentro de tres años, se tendrán que volver a realizar  obras en estas calles para dotarlas de redes de saneamiento, pluviales y agua potable, con un costo aproximado de 2,2 millones de euros.
 
Actualmente, el Gobierno de Canarias está pagando una serie de sanciones  por vertidos al subsuelo y San Miguel está dentro de esos expedientes. Cuando se termine el sistema comarcal Montaña Reverón, posiblemente el Gobierno dejará de pagar esas sanciones y los ayuntamientos que sigan realizando vertidos, tendrán que asumir el pago de dichas sanciones. 
 
“En el caso de San Miguel de Abona, si seguimos derrochando dinero de esta forma, no podremos hacer ningún tipo de inversión y tendremos que volver a endeudarnos con las entidades bancarias por la falta de rigor y voluntad de quien gestiona la alcaldía sanmiguelera”, puntualizó el edil.
 
El concejal socialista José Carlos Rodríguez Rodríguez reiteró que “se trata de tener conciencia medioambiental, no podemos seguir contaminando, estamos en un punto de no retorno en cuanto a la conservación del medioambiente, no podemos pedir a la población que cumpla con el reciclaje, cuando el Ayuntamiento no lo hace”.
 
Por último, el edil subrayó que “cada concejal, sea del partido que sea, con sus votos, pueden solucionar o agravar esta situación y desde la oposición lo tenemos claro, pero no así el grupo de gobierno”.