Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 00:09h.

El PP reclama que se aplique la normativa de protección al BIC de San Miguel

Los Populares denuncian en el Cabildo y el Ayuntamiento del municipio sureño una actuación en un edificio que se integra en la zona BIC y que resulta “un atentado contra el patrimonio histórico y cultural”.

Biblioteca San Miguel
Valentín González Évora y María José Tacoronte: “Es obligación de las administraciones públicas cumplir la normativa sobre patrimonio”

El consejero del Partido Popular en el Cabildo de Tenerife, Valentín González Évora, y la portavoz de los Populares en el Ayuntamiento de San Miguel, María José Tacoronte, anuncian que exigirán explicaciones y, en su caso, responsabilidades políticas, por la instalación de una marquesina de madera en el edificio que alberga actualmente la biblioteca municipal, en el casco del municipio de San Miguel, un espacio cuyos orígenes se remontan al siglo XVII, y que fue declarado Bien de Interés Cultural en mayo de 2013.

Los representantes del Partido Popular explican que “esta marquesina fue colocada, supuestamente de forma provisional por parte del Ayuntamiento, el pasado mes de mayo, y en esta fecha, continúa en el mismo lugar, constituyendo un atentado contra la imagen tradicional de la edificación y del conjunto histórico”.

“Entendiendo que es obligación de las administraciones públicas cumplir la normativa sobre patrimonio- señalan los Populares- vamos a pedir explicaciones, tanto en el Cabildo de Tenerife como en el propio Ayuntamiento de San Miguel, porque consideramos que esta estructura no se corresponde con una actuación adecuada en un conjunto histórico como el referido”. De hecho, inciden González Évora y Tacoronte, “es una intervención más que desafortunada, que caricaturiza el carácter tradicional de nuestra arquitectura y afea sobremanera el entorno del BIC”.

Tanto el consejero del Cabildo como la portavoz del Partido Popular en San Miguel señalan que “es sorprendente que la propia administración, que debe velar por el cumplimiento de la normativa en relación a nuestro patrimonio, y que incluso ha abierto algunos expedientes sancionadores a propietarios de este entorno, sea ahora la que comete una irregularidad con la instalación en este edificio de una marquesina que no cumple con los requisitos que se establecen en la protección del BIC, y ni siquiera con los de seguridad vial en la zona, ya que los dos postes que la sustentan se ubican en medio de la vía por la que circulan vehículos”.

En el perímetro de la plaza de la Iglesia de San Miguel se localizan una serie de edificaciones tradicionales, entre las que destaca la Biblioteca Municipal, que fue inaugurada en 1979, en un edificio de más de 200 años de antigüedad. Fue la primera sede del Ayuntamiento en los años posteriores a la segregación jurídica del municipio de Vilaflor de Chasna (1798), hasta el 31 de diciembre de 1944, momento en el que concluye el traslado del Ayuntamiento a El Pino.