Buscar
20:28h. viernes, 23 de julio de 2021

8M y Pandemia. Más del 67% de las personas atendidas por Cruz Roja en 2020 fueron mujeres

La crisis social y económica generada por la pandemia de la COVID-19 está afectando en mayor medida a las mujeres ya que son ellas las que han sufrido con mayor intensidad la destrucción del empleo porque los sectores que más están sufriendo la crisis, como la hostelería y el comercio, están ampliamente feminizados.

Cruz Roja _RESPONDE (S) (14)_Fotor
Más del 67% de las personas atendidas por Cruz Roja en 2020 fueron mujeres

La desigualdad de género está en la base de la discriminación que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo y se manifiesta de múltiples formas: pobreza y exclusión, precariedad laboral, brecha salarial y de pensiones, falta de oportunidades o vulneraciones de derechos, como las agresiones sexuales o la violencia de género.

La desigualdad de género provoca mayores niveles de pobreza y exclusión social y se evidencia en datos: más del 67% de las personas atendidas por la organización humanitaria son mujeres.

Por otra parte, las consecuencias de la pandemia causada por la COVID-19 están afectando a todas las personas, pero está teniendo un mayor impacto en las mujeres. En un avance de las conclusiones del Boletín sobre la Vulnerabilidad Social nº 24 de Cruz Roja denominado ‘El impacto de la COVID-19 en la población atendida por Cruz Roja en el Programa RESPONDE’ y que se presentará el próximo 11 de marzo, los datos ponen de manifiesto que existe un impacto negativo de género por la pandemia, que se lee en todas las variables analizadas: las mujeres atendidas en RESPONDE refieren peores indicadores de salud, mayor afectación por la COVID-19, más desempleo, menos ERTES y menos ingresos que los hombres.

A este mayor impacto, es necesario añadir la sobrecarga de trabajo que ha supuesto para las mujeres las tareas domésticas y de cuidados durante el confinamiento. La corresponsabilidad entre los dos miembros de la pareja sólo se da, en el mejor de los casos en el 29,4% (en la tarea más compartida: el cuidado de menores ydependientes).

Por último, hay que subrayar el impacto del confinamiento en la violencia de género: el 1,7% de las mujeres atendidas en el programa RESPONDE señala haber sufrido violencia de género desde la declaración del Estado de Alarma.