Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 03:00h.

La accidentalidad laboral descendió en enero un 17% respecto al mismo mes del pasado año

El índice de incidencia de la accidentalidad laboral registrado en el mes de enero, es decir el número de accidentes de trabajo notificados en enero por cada cien mil trabajadores afiliados al Sistema de Seguridad Social fue de 262.44, lo que supuso 55.29 puntos menos que el mismo mes del año pasado, en términos relativos un descenso del 17,40%.

TRABAJO Fotor
Incluso en un contexto de crecimiento del empleo, la incidencia de la siniestralidad laboral, que subió en 2016, ha registrado descensos en estos dos últimos años

Todos los sectores económicos descendieron en este mes la incidencia -34,77% en Agricultura y Pesca, -16,57% en Industria, -1,17% en Construcción, y -19,00% en Servicios.

El director general de Trabajo del Gobierno de Canarias, José Miguel González, asegura que “esta variación a la baja en todos los sectores, incluso con el importante crecimiento de la población ocupada, responde a la intensa acción formativa y divulgativa del Instituto Canario de Seguridad Laboral, así como a la constante comunicación con la Inspección, los sindicatos y las empresas para mejorar la protección social de muchas personas, sus condiciones de salud y seguridad en su puesto de trabajo” .

González recuerda también que a lo largo de este año se incorporarán en las Islas cinco nuevos trabajadores del cuerpo de subinspección Laboral, escala de Seguridad y Salud, tras las negociaciones realizadas por el Gobierno de Canarias con el Estado.

En números absolutos, en el mes de enero de 2019 se notificaron un total de 2.092 accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo, 88 menos que en enero de 2018. En este mismo periodo, también descendieron los accidentes sin baja laboral un 8,45% y los accidentes in itinere, en el trayecto de ida o vuelta al puesto de trabajo, bajaron un 3,17%.

El responsable de Trabajo constata la evolución positiva en estos dos últimos años en materia de prevención de riesgos laborales y recuerda que “mientras en 2016 el índice de incidencia de la siniestralidad laboral había crecido en 4 puntos respecto al año anterior, en estos dos últimos años hemos conseguido revertir esa situación y mantener descensos constantes de la incidencia en un contexto de crecimiento del empleo”.