Buscar
08:45h. lunes, 20 de septiembre de 2021

Los Colectivos Animalistas hacen un nuevo llamamiento a la ética en el control de animales asilvestrados

La Red Canaria Solidaria contra el Maltrato Animal, en el Día Mundial del Medio Ambiente, hace un nuevo llamamiento a todas las administraciones públicas y a la sociedad en general para que en la conservación de la naturaleza y de su biodiversidad se tengan en cuenta métodos éticos que no inflijan sufrimientos innecesarios a unos seres vivos para la defensa de otros seres vivos.

matanza-de-cabras_Fotor
Colectivos Animalistas hacen un nuevo llamamiento a la ética en el control de animales asilvestrados, con motivo del Día mundial del Medio Ambiente

El coordinador de esta Red, Abel Amid, afirma que numerosos colectivos animalistas contrarios a las matanzas a tiros de cabras y gatos asilvestrados siempre han dejado claro que comparten la necesidad de controlar especies exóticas o asilvestradas, pero no el método que quieren generalizar algunas administraciones públicas, animadas por asociaciones ecologistas y de profesionales vinculados al estudio y la vigilancia del medio ambiente, es decir, matarlas a tiros.

En el caso de las cabras, las ovejas y los gatos, se trata de animales con los que el ser humano ha convivido históricamente, y en el caso de dichos herbívoros, han dado leche y queso, y, al final de su vida, carne, para el sustento de muchas generaciones de canarios, en épocas de escasez de alimentos en las que estos animales permitieron sobrevivir a la población.

Su asilvestramiento es, por tanto, también responsabilidad del ser humano, no de estos animales, por lo que se trata de un desequilibrio en los ecosistemas causado por las propias personas, por lo que es un deber ético buscar métodos incruentos para resolver el problema.

La Red y otros muchos colectivos animalistas defienden capturar vivas a las cabras y ovejas (mediante apañadas), contando con los pastores de cada lugar, y, tras los controles sanitarios pertinentes, entregárselas a esos pastores para que, en condiciones de bienestar animal, las integren en sus rebaños, y solo al final de su vida y con métodos de aturdimiento previo, aprovechar su carne para el consumo humano.

Así lo han aprobado además los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Tegueste, respecto al intento del Cabildo de Tenerife y del Gobierno canario de erradicar las cabras y ovejas de Anaga a escopetazos.

En resumen, no es posible un Día Mundial del Medio Ambiente sin que todos los días celebremos el Día de la Ética. Solo el ser humano tiene raciocinio para evitar sufrimiento innecesario a los demás animales, por lo que la Red sigue mostrando su sorpresa por la insensibilidad que determinados profesonales, funcionarios, políticos y ecologistas muestran hacia el sufrimiento animal, propugnando las matanzas a tiros.

Por todo ello, invitamos a quienes, desde su condición de seres racionales, aún abogan por la crueldad contra otros seres vivos, a que incorporen la ética a sus planteamientos, a partir de lo cual es posible la búsqueda de métodos incruentos para conservar la biodiversidad.