Buscar
02:53h. lunes, 23 de mayo de 2022

Cruz Roja en Canarias llega a más de 200.000 personas en 2021

En la mañana del viernes 13 de mayo, el presidente autonómico de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico, y los presidentes provinciales de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, Mayte Pociello e Isaac Díaz, respectivamente, han ofrecido una presentación del informe de memoria de actividad 2021 de Cruz Roja en Canarias, tanto en formato presencial desde su sede provincial de Santa Cruz de Tenerife como vía streaming.

 

20220513 fotos presentación Memoria Cruz Roja Can (10)(2)
Presentación del Informe de Memoria de Actividad Anual de la Cruz Roja en Canarias

Cruz Roja ha atendido en 2021 a 203.006 personas en las Islas Canarias (más de 4.860.517 en el ámbito nacional y más de 6,808.991 en el ámbito internacional), una cifra que sigue siendo muy superior a los datos pre-pandemia,

Toda esta actividad sólo es posible gracias a las más de 20.000 personas voluntarias, que consolidan su participación tras el gran incremento durante la pandemia, presentes en todo el ámbito regional y aumentando su movilidad a lo largo de las 150 Asambleas Locales, Delegaciones y puntos de presencia de Cruz Roja, y las más de 1.000 personas vinculadas laboralmente y al número de personas socias de la organización que asciende a 61.879.

“Ellos y ellas son la fortaleza de la Institución, quienes realmente posibilitan la acción de Cruz Roja en Canarias”. Resalto el presidente autonómico durante la presentación.

El año comenzaba con la esperanza de una nueva normalidad depositada en la vacunación; sin embargo, emergencias como el volcán de La Palma, la mayor operación de la historia de Cruz Roja en Canarias en cuanto a la movilización de recursos, capacidades y personas, o la crisis migratoria en Canarias, han hecho que Cruz Roja activara desde el primer momento los recursos materiales y humanos necesarios para ayudar a quienes más lo necesitaban.

La continuación de la pandemia ha dejado huellas visibles e invisibles y ha ampliado las brechas en los ámbitos de la salud, social, económico y educativo, haciendo que las soluciones y respuestas de Cruz Roja se enfocaran especialmente a paliar la soledad y el aislamiento social, la pérdida de bienestar emocional y de empleo, y la imposibilidad de cubrir las necesidades básicas, así como la exclusión digital de muchas personas.

En palabras de Antonio Rico, “Desde el pasado año seguimos inmerso en la crisis económica y social derivada de la pandemia iniciada en 2020, donde la fragilidad social de nuestra tierra y su sociedad se ha puesto de manifiesto. Así mismo vivimos con gran dolor la tragedia sufrida por nuestros hermanos de la Palma con la erupción del volcán, fenómenos que marcaron nuestra actividad”.

“Durante el 2021 hemos seguido viviendo de forma muy importante el fenómeno de la migración. Los migrantes africanos llegan a Canarias después de un camino de penosidad. Es un proyecto migratorio que no acaba aquí, sino que es inicio de otro devenir”.

“Es difícil no hablar de las muertes que ocurren en el mar. Esta ruta a Canarias es de las más peligrosas, las personas llegan muy deterioradas, muchas fallecen en el trayecto, y las que arriban nos hablan de un número importante de embarcaciones que se han perdido y algunas nunca llegan”. Añade Rico.

Esta intensa labor se suma al resto de la actividad, servicios y proyectos que dispone la Organización, dirigidos a la población de nuestras islas, “sin parar, ni disminuir o dejar de dar las prestaciones que veníamos haciendo con anterioridad. Esto ha supuesto un enorme esfuerzo de toda nuestra gente”. Explica el presidente autonómico.

El pasado año Cruz Roja gestionó cerca de 84 millones de euros en Canarias, lo que nos ha permitido mantener una importante capacidad de recursos humanos y materiales, la prestación de servicios y la realización de diferentes proyectos y actividades con sus usuarios.

Todas sus cuentas están auditadas. Además, Cruz Roja en Canarias obtuvo una puntuación de 8,52 puntos sobre 10 en el índice de Transparencia de Canarias, por el Comisionado de Transparencia para el ejercicio anterior.

Por su parte, la presidenta provincial, Mayte Pociello, hizo una especial mención al apoyo recibido durante la erupción volcánica en la isla de La Palma, “la gran implicación de la sociedad, ante esta emergencia nos ha hecho recapacitar sobre la solidaridad, la conciencia social y el apoyo del pueblo canario. Es importante decir que estas situaciones requieren del apoyo y el perfecto engranaje de la sociedad, las administraciones, las entidades para que se puedan afrontar”.

“Para este año 2022 continuamos trabajando con el marco de atención a las personas, poniendo a la persona en el centro de atención, pasando de una intervención por proyecto a una intervención integral desde todas nuestras seis áreas de conocimiento”. Añadió Pociello.

“Nuestros colectivos prioritarios con los que seguimos trabajando continúan siendo las personas mayores y sus cuidadores, personas en extrema vulnerabilidad, infancia, migrantes, mujeres en dificultad social, personas desempleadas y en precariedad laboral y personas con discapacidad, entre otros”. Concluyó la presidenta provincial.

Durante la presentación, el presidente provincial de Las Palmas, Isaac Díaz, destacó dos cuestiones sobre la labor de Cruz Roja en su provincia, “se sigue manteniendo la tendencia de una alta intervención desde los servicios de Inclusión Social, siendo, si cabe, más compleja por la prolongación en el tiempo de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19”. Por otro lado, el fenómeno de la migración ha seguido con una continua e imparable llegada de embarcaciones a nuestras costas, dejando en el camino muchas vidas”.

Durante la presentación, el presidente provincial de Las Palmas, Isaac Díaz, destacó dos cuestiones sobre la labor de Cruz Roja en su provincia, “se sigue manteniendo la tendencia de una alta intervención desde los servicios de Inclusión Social, siendo, si cabe, más compleja por la prolongación en el tiempo de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19. Por otro lado, el fenómeno de la migración ha seguido con una continua e imparable llegada de embarcaciones a nuestras costas, dejando en el camino muchas vidas”.

“Toda nuestra intervención se concibe con una metodología de trabajo individualizado con cada una de las personas que se acercan a Cruz Roja o que Cruz Roja provoca ese acercamiento, las mismas que dejan de ser anónimas para dar sentido a nuestros principios y valores, con las que generamos vínculos y cambios, de alguna manera tenemos vocación de mejorar sus vidas y que su paso por Cruz Roja tenga un impacto positivo”. Añadió el presidente provincial.