Buscar
23:11h. lunes, 27 de septiembre de 2021

CSIF denuncia incumplimietos laborales de ALCOR seguridad en los centros de inmigrantes de Las Raíces y Las Canteras.

El sindicato CSIF, a través de su responsable autonómico del sector de Empresa y Seguridad Privada, Gustavo Villalobos Catica, manifiesta su preocupación en cuanto a la subrogación que se está llevando a cabo en los Centros de Inmigrantes de Las Raíces y de Las Canteras por esta empresa concesionaria, ya que incumple una vez más la normativa vigente en esta materia, con una clara negativa a subrogar a algunos de los trabajadores, argumentando que tienen “demasiada antigüedad”.

Visita de Sí Podemos Canarias al 'campo de concentración' de Las Raíces_Fotor
La empresa gallega vulnera la normativa vigente a la hora de subrogar trabajadores

Según Gustavo Villalobos, reincidimos nuevamente en ilegal situación sostenida por esta misma empresa en la adjudicación de la concesión administrativa de la gestión del servicio del Centro de Menores del Valle Tabares. De ahí, nuestra preocupación por los trabajadores y sus familiares quienes se verán avocados a un largo proceso judicial, en el que se verá igualmente envuelto la propia empresa TRAGSA, causante de esta lamentable situación, al hacer caso omiso a la denuncia presentada por este sindicato sobre la empresa ALCOR Seguridad.

Villalobos insiste en que nuestro deseo se centra en no tener que llegar a ningún procedimiento judicial, por consiguiente, no tener que esperar, como mínimo dos años para que se solvente judicialmente. Sino que, ajustado a razones de derecho se solucione, lo antes posible, la situación laboral de estos trabajadores.

Desde CSIF Canarias hemos reiterado nuestra demanda para que sea revisada lo antes posible, en la concesión dada a la empresa ALCOR Seguridad, la cual ha sido condenada en sendas ocasiones por lo mismo, es decir, en el reconocimiento de los derechos de sus trabajadores.

En todo momento el sindicato CSIF representará y defenderá a cada uno los trabajadores frente a situaciones de clara injusticia y de actuaciones discrecionales al margen de la legalidad, es más, instamos a la empresa TRAGSA, contratante de estos servicios, a la revisión del contrato adjudicado a la empresa ALCOR Seguridad y la relación que ésta ha adquirido con su personal.