Buscar
jueves, 01 de diciembre de 2022 20:15h.

¿Dónde quedó el compromiso del Ayuntamiento de La Laguna con los derechos sexuales y reproductivos?

El jueves 11 de marzo de 2021, el Pleno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó una moción institucional para el inicio de expediente de distinciones y honores al Colectivo Harimaguada, del que no hemos vuelto a tener noticias.

Mary C. Bolaños Espinosa. Colectivo Harimaguada
Mary C. Bolaños Espinosa del Colectivo Harimaguada durante su intervención en el Pleno del Ayuntamiento de La Laguna.

En este Pleno tomamos la palabra agradeciendo este reconocimiento en nombre de todas las personas que, en sus 43 años de existencia, construyeron Harimaguada, entendiendo que lo que se reconocía era la importancia de los Derechos Sexuales y de la Educación Afectivo Sexual en el desarrollo de la sociedad y el bienestar de las personas. Insistimos, en aquel momento, en que estas distinciones y honores se concretaran en el desarrollo de una política innovadora, transformadora de la realidad, en el ámbito de los derechos sexuales y reproductivos, que son derechos humanos. Sin embargo, pasado un año, hemos comprobado que las políticas desarrolladas en torno a los derechos sexuales y reproductivos, por parte del Ayuntamiento de La Laguna, han continuado concretándose en acciones puntuales y deslavazadas. 

Al final de nuestra intervención, ese 11 de marzo de 2021, le pedimos al señor Alcalde, en particular, que se preocupara de que la puesta en marcha de un Plan Municipal de Educación y Atención Afectiva y Sexual y la apertura del Centro Municipal San Agustín como un Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva, compromisos promovidos por los partidos políticos que hoy gobiernan, y adquiridos unánimemente por la Corporación en la anterior legislatura, fueran una realidad antes de que acabara su mandato, del cual se cumplirán tres años, el próximo mes de junio de 2022. 

 

Mary C. Bolaños Espinosa. Colectivo Harimaguada ayuntamiento 2-2(1)
 Colectivo Harimaguada 

La atención a los derechos sexuales y reproductivos, una reivindicación histórica.

Las primeras exigencias de atención a la sexualidad juvenil las presentamos en el Ayuntamiento de La Laguna en el año 1989, y es en el año 2002 cuando conseguimos que el Centro Municipal San Agustín acogiera en sus dependencias el Proyecto SexSer, coordinado por el colectivo Harimaguada mediante convenio con el Ayuntamiento de La Laguna, como primer paso para la elaboración del Plan Municipal de Educación y Atención a la Sexualidad de La Laguna. Pero, en febrero de 2004, este Ayuntamiento, presidido por Ana Oramas,  no formalizó el  nuevo convenio del Proyecto SexSer. A partir de ese momento continuamos desarrollando nuestros servicios de manera altruista, y en el año 2005, ante la pretensión de esta Institución de desalojarnos del Centro San Agustín, tuvimos nuestra primera intervención en el Pleno municipal, reclamando que La Laguna necesitaba y demandaba un Plan serio y coherente de Educación y Atención a la sexualidad. Pero la Señora Alcaldesa se fue, y dejó a la población de La Laguna sin Plan. Y todos sus sucesores han hecho lo mismo. 

Durante los años 2004 a 2021 el Colectivo Harimaguada continuó prestando, con bastantes dificultades, sin ningún apoyo institucional,  de manera voluntaria y gratuita, sus servicios de información, atención y asesoramiento en un pequeño espacio del Centro San Agustín, siempre exigiendo la puesta en marcha de servicios integrales de educación y atención a la sexualidad, a cargo de las diferentes Instituciones públicas, que atiendan los derechos sexuales y reproductivos de la población de La Laguna. La legislatura pasada finalizó con el pleno del 28 de mayo de 2019, en el que Unidas Se Puede presentó una moción, que fue aprobada por unanimidad, acordándose “Trabajar para que el Centro Municipal San Agustín albergara el desarrollo de un Centro de Atención Comarcal de salud afectivo sexual y Apostar por el desarrollo de un nuevo Plan Municipal de Salud Afectivo Sexual.” 

La realidad ha sido muy distinta. Nada más llegar la nueva Corporación, contactamos con el equipo de gobierno para recordarle estos acuerdos. Pero lo cierto es que se ha optado por una línea de políticas de igualdad y atención a las sexualidades que nos parece que no coincide con lo defendido en las diversas mociones aprobadas en esta Institución, en la anterior legislatura, relativas a combatir el sexismo, la violencia de género, la lgtbifobia, los abusos sexuales en la infancia, la atención a la educación y atención afectiva y sexual… en las que, en cada una de ellas, se manifestaba el compromiso por parte del Ayuntamiento de La Laguna de poner en marcha medidas integrales dentro de sus competencias, partiendo de que el nivel municipal ofrece un marco idóneo para ello. Estos acuerdos han quedado en papel mojado, en acciones puntuales, en titulares de prensa… 

No sirve cualquier modelo de Educación y Atención a las sexualidades.

Parecía que las posibilidades de cambio eran muchas, pero se han quedado en declaraciones de buenas intenciones, en parches, en acciones para fotos, sin ir a la raíz del asunto. No se avanza en la puesta en marcha de un Plan Municipal de Educación y Atención a la Sexualidad, integral, biográfico, que se estructure a partir de la idea del placer y la autonomía personal, y no del riesgo, la culpa y la victimización, con perspectiva feminista interseccional, comunitario, con implicación de sus protagonistas, y como una responsabilidad compartida por los diferentes agentes sociales. Y es que para ello, se necesita voluntad política y un trabajo sistemático, coordinado, continuado y permanente, que conlleva que las diferentes Concejalías implicadas en la educación y atención afectiva y sexual tomen protagonismo, compartido con otros recursos y administraciones.

Para ayudarles en esta labor, en el pleno municipal del 11 de marzo de 2021, le regalamos al Presidente del Pleno y a los seis grupos políticos de la Corporación lagunera, un volumen del libro “Orientaciones para la puesta en marcha de planes municipales de atención a la sexualidad juvenil”, editado por el Gobierno de Canarias, dentro del desaparecido Plan Canario de Educación y Atención a la Sexualidad Juvenil. ¿Lo habrá leído alguien? 

Lo dudamos, pues parece que ya no se piensa en la elaboración y desarrollo de un Plan Municipal de Educación y Atención a la sexualidad. Muy al contrario, comprobamos como el pasado jueves 10 de marzo de 2022, el Pleno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó una Moción Institucional “en defensa de la práctica segura y legal del aborto”, en la que se incluye una justificación que no recoge, en absoluto, las barreras existentes en Canarias para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo y en la que se acuerda “Impulsar programas para la educación sexual y prevención de embarazos no deseados”. Tras la presentación, en el mismo Pleno, de una enmienda por parte de la Concejala de Igualdad, que según sus palabras “recogía una propuesta de varios colectivos feministas”, esta enmienda se retiró cuando le recordaron que “era una moción institucional”. Es decir, que se priorizó que los distintos grupos presentes en el Ayuntamiento de La Laguna aprobaran la moción presentada, frente a la necesidad de que la misma respondiera a la injusta situación que vivimos en Canarias en relación a la práctica del aborto y al respeto a los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar. ¡Indignante!         

Tendremos que seguir exigiendo políticas integrales y coherentes que garanticen los derechos sexuales y reproductivos en La Laguna, políticas que afronten la realidad con la rigurosidad que requiere. Si hay coherencia, criterios y voluntad política, se puede. En Canarias ya lo hicimos. Y si se logró una vez, se puede volver a conseguir. ¡La población de La Laguna lo agradecerá! ¡¡Y nosotras, mucho más, si cabe!! 

“Lo que nos inspira no son los premios, sino los principios. Aquí, con reconocimientos o sin ellos, hemos luchado y lo vamos a seguir haciendo”

 

Berta Cáceres