');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 07:55h.

Esther Monzón apela a la colaboración intersectorial en la atención a personas con problemas de Salud Mental

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Esther Monzón, participó este viernes, día 13 de octubre, junto a la alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Carolina Darias, y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en el acto de apertura de las ‘I Jornadas de Salud Mental en Las Palmas de Gran Canaria, organizadas por el Ayuntamiento capitalino.

Esther Monzón durante su intervención(1)
El SCS apuesta por normalizar la vida de las personas afectadas por patología mental, impulsando la creación de hospitales de día y la atención domiciliaria

El encuentro que lleva por lema ‘Pon tu mente en la salud’ se celebra en el Castillo de Mata de la capital grancanaria con motivo del Día Mundial de la Salud Mental.

El programa de estas jornadas incluye una mesa redonda en la que bajo el título ‘El día a día de la Salud Mental. Distintas visiones, una misma realidad’, intervendrán la jefa del servicio de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Sabrina González, el supervisor del Área Funcional de Salud Mental del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y enfermero en Salud Mental, Rafael García, y la psicóloga y vicedecana primera del Colegio de Psicología de Las Palmas, María del Pino del Rosario.

Durante su intervención en la inauguración de las jornadas, Esther Monzón aseguró que “las patologías mentales precisan de un abordaje intersectorial y, en este sentido, las administraciones locales desempeñan un papel fundamental en la promoción de la salud, ya que pueden ofrecer y crear espacios públicos seguros y saludables, promocionar la actividad física que tanto ayuda a la salud mental, ofrecer servicios de apoyo a las familias y promover la inclusión social y la igualdad de oportunidades”.

Además, explicó que la creación de la Dirección General de Salud Mental y Adicciones, en consonancia con el Plan Nacional de Salud Mental y las propias recomendaciones expresadas por los especialistas que participaron en el plan regional, servirá para aunar en un mismo departamento el abordaje y planificación de los recursos de ambas especialidades por la confluencia clínica que se observa entre ellas.

Por otro lado, recordó que actualmente se está evaluando el Plan de Salud Mental 2019-2023, el grado de cumplimiento y de desarrollo de sus 12 líneas estratégicas con la finalidad de continuar con su implementación, si fuera necesario, a través de una prórroga del mismo, “ya que la pandemia incidió en su pleno desarrollo y quedan mucho trabajo por hacer”, matizó.

“La apuesta del Gobierno de Canarias se centra en continuar apostando por normalizar la vida de las personas afectadas por patología mental, impulsando la creación de hospitales de día y la atención domiciliaria, que me parecen recursos fundamentales” apostilló la consejera de Sanidad.

Asimismo, reiteró la necesidad de potenciar los recursos humanos y comunitarios, los destinados a la población infanto-juvenil, a los trastornos de la conducta alimentaria y al trastorno mental grave para mejorar la asistencia a estas personas.

En cuanto a la prevención del suicidio, la consejera apostó por la participación multisectorial, al estar ligado en muchas ocasiones a determinantes sociales de la salud mental, como la pobreza, la soledad, la discriminación o la desigualdad. Así, anunció que próximamente se pondrá en marcha un protocolo específico de prevención de la conducta suicida e intervención en el ámbito educativo.

Para concluir su intervención, Esther Monzón incidió en que “cuando hablamos de salud mental hay que tener presente que su abordaje ha de ser intersectorial, que va más allá de los límites de los sistemas de salud. Hay que incorporar al ámbito municipal pero también al educativo, al de bienestar social y al del empleo porque entre todos podemos ayudar al bienestar de los pacientes con patologías mentales”.