Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 03:00h.

Fondeos fijos, la forma de cuidar el sebadal de la Playa de Antequera

Innoceana lleva dos años trabajando por la conservación del sebadal en Tenerife, a través de su proyecto Innomapas, cofinanciado por Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Sebadales FernandoEspino_3_Fotor
Innoceana, ONG de conservación marina internacional con sede en Canarias, lleva un año trabajando en el sebadal de la zona de Antequera

Los objetivos de este proyecto son comprobar el estado de los parches de sebadal en distintas zonas de la isla, la educación y la búsqueda conjunta de soluciones a los posibles impactos.

Durante el último año, el área de trabajo del proyecto se situaba en la zona de Antequera. Entre las formaciones geológicas que adornan esta zona, se encuentra la playa de Antequera, a la cual solo se puede acceder en barco o tras una larga caminata. Muchas embarcaciones recreativas acuden a esta playa, especialmente en la época de verano y los fines de semana. Sorprendentemente, es alto el número de usuarios que desconocen la presencia de sebadal en la zona.

Las praderas marinas se encuentran protegidas ya que ofrecen servicios como la fijación del sustrato y protección del litoral, que confiere las aguas cristalinas que caracterizan esta playa, y suponen un criadero de especies de interés pesquero como la vieja, el salmonete y el besugo.

Tras tres campañas de estudio mediante buceo autónomo y drones aéreos, la organización ha podido comprobar una alta fragmentación de este sebadal. La fragmentación de un ecosistema lo hace más vulnerable frente a presiones adicionales. El uso descontrolado de anclas de fondeo en la zona puede ser un potencial agravante de esta situación. Esta práctica erosiona el sebadal, pudiendo llegar a arrancar la planta desde la raíz.

Existen soluciones realistas a este problema, que serían ventajosas para todas las partes implicadas. La instalación de varios fondeos fijos reglamentarios fuera de la zona de sebadal facilitaría el amarre de las embarcaciones recreativas que disfrutan de la playa de Antequera, además de evitar la erosión del sebadal. En los buceos realizados durante los muestreos en la zona, la organización encontró varias estructuras que funcionaron en algún momento como fondeos fijos caseros, demostrando el interés de los usuarios por este tipo de instalaciones.

La educación es también prioritaria, dando a conocer las zonas de distribución y las buenas prácticas. La vigilancia y seguimiento de la aplicación de medidas de conservación es necesaria para preservar actividades económicas que dependen de este ecosistema, como la pesca.

A principios del año que viene, Innoceana lanzará una plataforma online gratuita donde expondrá todos los resultados del proyecto, incluyendo imágenes aéreas de la fragmentación de este sebadal.