');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 15:49h.

El Gobierno de Canarias se come con papas su intención de iniciar el lunes el desconfinamiento en las islas

“La desescalada la dirige el Gobierno”, ha dicho esta tarde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para dejar claro que por mucho que insistan, esa decisión no depende del Gobierno de Canarias ni del de ninguna otra comunidad autónoma. Así que, de momento, el Gobierno canario se ha tenido que comer con papas su intención de que el desconfinamiento arrancara el próximo lunes en el Archipiélago y de que en el plazo de un mes las islas recobraran cierta normalidad social y económica.

 

No se descarta que la propuesta de desconfinamiento por fases diseñada por el Gobierno canario pueda ponerse en práctica cuando acabe la actual prórroga del estado de alarma, es decir, a partir del 10 de mayo. Pero, en cualquier caso, la decisión no dependerá de Canarias y, además, parece que el Gobierno de España no está por la labor de permitir que en cada comunidad se inicie una desescalada a la carta, sino de aplicar criterios homogéneos y comunes para todos, aunque en unos territorios se empiece a flexibilizar el confinamiento antes que en otros.

Durante la reunión que mantuvieron esta tarde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y los consejeros de salud, se expusieron los criterios que habrá que cumplir para poder iniciar la fase de desconfinamiento.  Y, en ese sentido, se pusieron sobre la mesa casi una treintena de condiciones que se deben cumplir.

Esas condiciones se dividen en cuatro grandes grupos de requisitos:

  • El nivel de capacidad sanitaria para evitar que el sistema se sature (garantizando, entre otras cosas, suficientes camas de UCI libres para dedicarlas a enfermos de Covid si fuera necesario).
  • La vigilancia de la epidemia, con datos muy pormenorizados y teniendo capacidad de diagnóstico con PCR de todos los sintomáticos (en casos leves, en su domicilio o en puntos de diagnóstico con cita previa).
  • La identificación y contención de las fuentes de contagios.
  • Medidas de protección colectiva (garantía de mascarillas para todos, entre otras cosas)

Entre las condiciones que hay que cumplir, figura también que en un máximo de 24 horas se garantice el aislamiento de nuevos positivos ya sea en hoteles o en otras instalaciones "para aislamiento supervisado de casos leves que no puedan hacer efectivo el aislamiento en su domicilio». Y, además, se debe poder identificar y poner en cuarentena a todos los contactos de cada persona contagiada, para lo que hace falta, además de instalaciones, personal.

Al mismo tiempo, se exige tener capacidad para blindar residencias y hospitales contra el coronavirus a través de pruebas capaces de descartar que ninguna persona interna, ingresada o que trabaje en ellos esté contagiada. 

También se plantea que la medicina de atención primaria cuente con circuitos separados para la atención presencial de personas con síntomas respiratorios o infecciosos, además de reforzar la aplicación de las medidas correctas de protección frente al virus.

Resumiendo, el visto bueno para relajar el confinamiento tendrá lugar cuando el virus circule poco y cuando los servicios sanitarios tengan capacidad asegurada para atender con garantías un probable nuevo brote. 

 

Illa ha reiterado que las comunidades tendrán un «papel importante» a la hora de decidir el desconfinamiento, pero dejando claro que "es un proceso que dirige el Gobierno".

En cualquier caso, ese golpe sobre la mesa para recordar quién tiene la última palabra, no va dirigida exclusivamente al Archipiélago, sino a todo el bloque de comunidades que intentan imponer sus propios criterios, entre ellas –además de la canaria– Cataluña, Madrid o Galicia.

El Gobierno canario replica que cumple todos los requisitos

En cuanto trascendió que el ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez no iba a dar luz verde a la intención del Gobierno de Canarias de iniciar la desescalada este lunes en base a un plan diseñado por asesores técnicos de esta comunidad, la consejería de Sanidad envió un comunicado de prensa asegurando que "Canarias cumple con las capacidades sanitarias esenciales que marca el Ministerio de Sanidad en el documento de trabajo que el ministro Salvador Illa presentó esta tarde a las comunidades autónomas" durante el Consejo Interterritorial de Salud.

En esa reunión, prosigue el comunicado, ninguna de las comunidades autónomas explicó sus propios planes de desconfinamiento porque el orden del día estaba centrado en la presentación y análisis de estas capacidades. Los avances en este sentido se trasladarán a dos reuniones de trabajo que tendrán lugar el lunes: una técnica y una nueva convocatoria del Consejo Interterritorial de Salud.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, comunicó al ministro Salvador Illa que, atendiendo a la lista expuesta en la reunión, “Canarias cumpliría con todos los requisitos y estaría, por lo tanto, en un escenario óptimo para comenzar el proceso de desescalada siempre en coordinación y bajo las órdenes del Estado, como no podría ser de otra manera”. En la reunión tampoco se fijó una fecha de inicio para este proceso, aunque se matizó que sería “lo antes posible siempre que se den las condiciones de seguridad sanitaria”.

Entre las capacidades esenciales tanto asistenciales como de salud pública que marca el Ministerio, están algunos aspectos hospitalarios como son las acciones de prevención de infecciones intrahospitalarias "que Canarias cumple o está en disposición de cumplir". Y puntualiza que algunas de estas marcas son el cribado universal con PCR de pacientes antes del ingreso hospitalario por patología no-COVID, siempre priorizando la atención urgente del paciente; los circuitos separados entre COVID y no COVID, "que es algo en lo que Canarias ya está trabajando dentro de su plan de vuelta a la normalidad asistencial"; además se solicita medidas de precaución y reservas de EPIS, "cosa que también se da en Canarias gracias a los circuitos comerciales abiertos con China para la provisión directa de material sanitario".

En cuanto a camas de agudos y UCI y la condición de que se debe tener capacidad para reservar asistencia de respiración mecánica y medicación crítica, "Canarias tiene resuelto" ese aspecto. Sobre la capacidad de un incremento neto de camas de agudos y de UCI en previsión de un pico asistencial, "el Archipiélago también tiene contando con los centros privados y con algunos espacios extrahospitalarios que tiene preparados como el hospital de campaña de Santa Cruz de Tenerife".

Y sobre el requisito ministerial relativo a atención primaria y, en particular, a los circuitos separados para la atención presencial de personas con síntomas respiratorios o infecciosos; protocolos de protección del personal y de diagnóstico de nuevos casos, aislamiento y seguimiento, el Gobierno canario indica que el Archipiélago "cuenta con un seguimiento muy desarrollado de casos probables que descansa en las Gerencias de Atención Primaria que ya funciona en la actual pandemia".

Sobre la petición de protocolos de centros de salud y para la identificación de los centros sociales en la zona básica de salud, como residencias de mayores, señala que es algo "que ya se tiene en desarrollo en las islas a través de una instrucción de la Dirección General de Salud Pública".

Por último, en relación a la condición de tener capacidad de diagnóstico a través de PCR y un cribado de residencias de mayores a imagen del que ya la Comunidad Autónoma de Canarias está realizando. También, el Ministerio marca como objetivo para la desescalada disponer de un sistema de información directa de los casos de Covid-19, similar a la web que desarrolló la empresa pública Grafcan para la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

"Se insiste en la capacidad de diagnóstico a través de PCR y un cribado de residencias de mayores a imagen del que ya la Comunidad Autónoma de Canarias está realizando. También, el Ministerio marca como objetivo para la desescalada disponer de un sistema de información directa de los casos de Covid-19, similar a la web que desarrolló la empresa pública Grafcan para la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias", concluye.