Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 01:42h.

El Gobierno de Canarias reivindica la visibilidad de las mujeres en todos los espacios

“En pleno siglo XXI continúan existiendo discriminaciones y abusos contra las mujeres:  desigualdad por razones de género, asesinatos machistas y discriminación laboral, social y familiar”, es uno de los párrafos que incluye la Declaración Institucional aprobada el lunes pasado en Consejo de Gobierno y que, en el acto de este 8M, Día Internacional de las Mujeres, leyeron Elisa Yanes Correa,  Manuel González Pérez, Paula Rocío Batista e Irene Díaz Martín, alumnado de los ciclos  de Promoción de la Igualdad de Género de los institutos de Alcalá y La Orotava y del C.I.F.P La Laguna, en Tenerife.

 

8M Foto 3-11(1)
Tres alumnas y un alumno de los ciclos de Promoción de Igualdad de Género de Tenerife leyeron la Declaración Institucional del Gobierno de Canarias con motivo del 8M aprobada el pasado lunes en Consejo de Gobierno

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, manifestó, al finalizar el acto en el que participaron representantes del Gobierno de Canarias y asociaciones, “la importancia de dar voz y espacio a las mujeres”. “No podemos seguir ignorando a más del 50% de la población canaria en los órganos de decisión de las instituciones públicas, de las empresas privadas, en los diferentes ámbitos profesionales; por eso la campaña de este año ha querido poner el foco en la necesidad urgente de visibilizar a las mujeres con sus nombres y apellidos”. “Y este objetivo precisa, por su puesto, un ejercicio de autocrítica, de autorrevisarnos como Gobierno, cómo están compuestas nuestras estructuras o quiénes las lideran”. “Es indudable que todavía hace falta mucho que cambiar para que las mujeres ocupen el espacio que les corresponde”, constató.

En el mismo sentido se expresó la consejera de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familias, Candelaria Delgado, que insistió en la idea de “reforzar la lucha feminista”. “Ahora más que nunca, tenemos que poner todas nuestras energías en reivindicar una sociedad más justa y equitativa, tenemos que ser intransigentes ante el negacionismo de la violencia de género, ante quienes consideran que las partidas que se destinan a luchar por la igualdad de mujeres y hombres son innecesarias; no podemos permitirnos el lujo de dar pasos atrás en los derechos que nuestras antecesoras consiguieron con tanto esfuerzo”. “La historia es cíclica, se repite, pero en esto no podemos volver a cometer los mismos errores y debemos posicionarnos firmes ante cualquier atisbo de retroceso”.

La consejera agradeció a Elisa Yanes Correa, Manuel González Pérez, Paula Rocío Batista e Irene Díaz Martín, el alumnado de los ciclos de Promoción de Igualdad de Género de Tenerife que leyó la Declaración Institucional del Gobierno de Canarias, y a Lidia Bonilla Toledo y Diego Expósito Socas, que interpretaron la canción “La mujer que mueve el mundo”, bajo la dirección de Emilia Toste Acosta y con la compañía de la profesora de canto Rosa Inés Rivero Castro, de la Escuela Municipal de Música y Danza de la Villa de La Orotava, que colaboraron en el acto de manera desinteresada.

En el acto institucional, además del presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y la consejera de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familias, Candelaria Delgado, asistieron la viceconsejera de Igualdad y Diversidad, Cristina Arceo, la directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI), Ana Brito, diferentes cargos públicos del Gobierno y representantes de las asociaciones feministas.

 

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL ÍNTEGRA

El Día Internacional de las Mujeres es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de la igualdad de género en una sociedad en la que aún persisten las desigualdades. Hoy se conmemora la lucha de generaciones de mujeres que incansablemente han reivindicado la igualdad de derechos, la justicia y la participación en todos los ámbitos de la sociedad.

En pleno siglo XXI continúan existiendo discriminaciones y abusos contra las mujeres: desigualdad por razones de género, asesinatos machistas y discriminación laboral, social y familiar. Como personas individuales, como sociedad y como Administración, es nuestra responsabilidad hacer justicia y visibilizar a más del 50% de la población mundial. Porque todavía hoy las mujeres siguen encontrando obstáculos para desarrollarse personal y profesionalmente y debemos trabajar para que esto no sea así.

“Hola, existo: mi historia, mis logros, mi nombre” es el lema de la campaña del Instituto Canario de Igualdad para este 8 de marzo. En ella, las mujeres reivindican hacerse valer por sus propios méritos. No queremos perpetuar expresiones propias del sistema patriarcal, como la hija de…, la mujer de…, la hermana de… Queremos contribuir a romper el techo de cristal que impide a las mujeres acceder a determinados niveles de responsabilidad laboral. Queremos que ocupen el lugar que les corresponde, el lugar que les ha sido arrebatado a lo largo de la historia. Queremos corresponsabilidad en el hogar. Queremos nuestros nombres y nuestros apellidos.

En 2024 el Instituto Canario de Igualdad cumple 30 años de historia. Comenzó su andadura en enero de 1994 como Instituto Canario de la Mujer, después de luchas feministas por conseguir que fuera una realidad y a pesar de todos los obstáculos encontrados. La violencia de género en todas sus vertientes y la desigualdad entre los sexos ha formado parte de nuestra sociedad desde siempre.

Desde ese día hasta hoy, la Comunidad Autónoma de Canarias ha crecido, ha sido capaz de promover la perspectiva de género en la acción de este Gobierno y, además, ha desarrollado programas específicos para reducir las desigualdades entre mujeres y hombres en ámbitos como el laboral, el educativo y el público, pero también desde un punto de vista transversal en las diferentes consejerías.

Aun así, a pesar de todos los esfuerzos, en nuestro Archipiélago han asesinado a 106 mujeres y a 8 menores desde 2003, año en que comenzó el cómputo oficial.

Cualquier sociedad democrática se debe implicar en mejorar las políticas de igualdad de género y debe reparar y asignar los espacios robados a las mujeres, así como luchar contra la invisibilización histórica del talento femenino. Este es nuestro compromiso como Gobierno.

Un día como hoy, 8 de marzo, nos brinda la oportunidad de visibilizar los logros de las mujeres en diferentes campos, pero al mismo tiempo nos recuerda la necesidad de seguir trabajando en temas muy candentes y que son prioritarios. También debemos destacar que la sociedad, cada vez más, se involucra y rechaza cualquier situación de violencia contra las mujeres y los menores.

Por eso, este Gobierno seguirá luchando contra la violencia machista, desafiando los estereotipos de género, abogando por la igualdad de oportunidades y apoyando la participación plena y equitativa de las mujeres y las niñas en cualquier aspecto de la sociedad; trabajando la transversalidad en todos los órganos que conforman el Gobierno; haciendo hincapié en la educación desde edades tempranas; formando a los cuerpos y agentes de seguridad, a empresas y agentes de comunicación; fomentando el asociacionismo que impulsa el trabajo con las mujeres; poniendo operativos -online o telefónicos- a disposición de la población; trabajando conjuntamente con los siete cabildos; realizando campañas de concienciación, sensibilización y prevención; apostando por jornadas formativas con la participación de profesionales del ámbito del trabajo social, la psicología, el personal técnico, los juristas y las asociaciones; elaborando guías y estudios; facilitando ayudas económicas a mujeres víctimas de violencia de género; acompañando a las víctimas y a sus familiares y manteniendo una red de recursos con las administraciones de todas las Islas, gratuitos y confidenciales.

Reconocemos que hay metas que aún se deben seguir trabajando y que las políticas públicas son la base para poder alcanzarlas.

Además, por una cuestión de calidad democrática, las mujeres deben estar representadas en los órganos donde se toman decisiones; es decir, en todos aquellos espacios que afectan a la sociedad. Y, en este sentido, es indispensable que se tenga una especial consideración hacia las mujeres rurales.

Nuestra sociedad debe sentirse orgullosa por disponer de un marco normativo que nos permita avanzar, a través del fomento de redes sólidas y con la colaboración y participación de todas las partes, hacia una Canarias más justa e igualitaria para todas las mujeres. Es trabajo de todas y todos conseguirlo.