Buscar
domingo, 26 de mayo de 2024 10:06h.

El Hospital de La Candelaria aplica técnicas y fármacos innovadores en el tratamiento de la hemofilia

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, aplica técnicas y farmacología innovadoras en el tratamiento de la hemofilia mediante el empleo de un nuevo fármaco de dispensación subcutánea que se administra una vez al mes y permite más autonomía a los pacientes. 

 

Fachada-Hospital-La-Candelaria (2)(1)
Actualmente se emplea una nueva terapia subcutánea que, administrada una vez al mes, otorga más autonomía a los pacientes

Las coagulopatías son alteraciones de la hemostasia originadas por déficit cualitativo o cuantitativo de proteínas de la coagulación. Las más conocidas son: Hemofilia A (déficit de factor VIII) y Hemofilia B(déficit de Factor IX) por su gravedad y la más frecuente, la Enfermedad de Von Willebrand.

El centro sanitario lleva a cabo, además, diferentes acciones para promover una buena comunicación, no solo entre paciente y facultativo, sino también entre los profesionales que conforman el equipo multidisciplinar que les atiende. Entre ellas, está el escritorio virtual denominado Symbaloo, al que el usuario accede a través de un código QR que le permite el acceso a la información sobre su patología, cómo enfrentarla o enlaces de interés, como el de la Asociación de Hemofilia de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. 

Además, se cuenta con las aplicaciones móviles Florio Haemo y Haemo Assist, que facilitan a los pacientes conocer cuánto factor les queda en la sangre, cuándo deben volver a administrarse su tratamiento y qué tipo de actividades físicas pueden realizar en base a ello. Asimismo, los especialistas pueden hacerles un seguimiento en tiempo real y conocer si se están administrando el factor correctamente, sobre todo en pacientes adolescentes, donde puede haber menor adherencia al tratamiento.

Los pacientes son atendidos por un equipo multidisciplinar, conformado por especialistas en Hematología, Enfermería, Farmacia hospitalaria y Rehabilitación, lo que ha permitido mejorar el tratamiento personalizado a cada paciente y realizar un seguimiento más exhaustivo, lo que redunda en una mejoría en la calidad de vida de las personas diagnosticadas con alguna de estas patologías.