Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 17:38h.

El Hospital de La Candelaria investiga cómo conservar los idiomas en pacientes políglotas durante la cirugía cerebral

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, investiga cómo conservar los diferentes lenguajes en pacientes políglotas que se someten a una intervención quirúrgica por tumores cerebrales.

Intervención cerebro La Candelaria
La intervención se realiza con pacientes despiertos que realizan pruebas lingüísticas mientras se extrae el tumor cerebral

El objetivo de esta intervención es eliminar el máximo posible del tumor, pero sin afectar a funciones básicas del paciente, como es el caso del habla. Por esta razón, es importante conocer la ubicación de cada lengua en el cerebro para poder respetar estas zonas durante la operación.

El neurocirujano y neurocientífico del centro hospitalario, Jesús Martín-Fernández, ha publicado en una revista de ámbito internacional una investigación que trata de responder a las principales incógnitas del poliglotismo, como la distribución de las diferentes lenguas en el cerebro o la identificación de las regiones encargadas de cambiar de un lenguaje al otro. El estudio se ha realizado en colaboración con el Hospital Universitari de Bellvitge, en Barcelona, donde se desplazó el doctor Martín-Fernández para realizar la investigación.

Estas pruebas consisten en proponer al usuario ciertas tareas lingüísticas mientras se le estimulan diferentes zonas del cerebro para comprobar su comportamiento mientras se realiza la operación con el paciente despierto. Tras identificar cada espacio, el neurocirujano puede evitar afectar estas zonas al extirpar el tumor.

Esta investigación fue premiada por el instituto internacional de investigación Quantum Brain Research Institute, por la innovación que supone en el campo de la neurociencia. En concreto, desde la perspectiva de la neurocirugía, pretende no solo avanzar en el conocimiento de la complejidad del multilingüismo, también pretende demostrar que es posible preservar todos los idiomas a pesar de ser intervenido de un tumor cerebral.

Dentro de un cerebro políglota

El cerebro de una persona políglota se diferencia en la división que existe en la zona que alberga la función del idioma, la cual está dividida entre las lenguas que habla el paciente. Sin embargo, la dimensión sigue siendo la misma que la de una persona que conoce un único idioma.

Hay algunos factores que afectan a la organización de los lenguajes dentro del cerebro como la edad de aprendizaje de un segundo o tercer idioma, la exposición y el uso o el grado de destreza. Los idiomas aprendidos antes de los 7 u 8 años tienden a solaparse en las mismas regiones, mientras que los aprendidos a posteriori suelen estar más dispersos en la corteza cerebral e incluso necesitan más regiones que los aprendidos en la infancia.

Las diferentes lenguas dentro de un cerebro multilingüe se activan simultáneamente, por lo tanto, necesitan que determinadas regiones cerebrales se encarguen de “silenciar o apagar’’ aquellos idiomas que no son el utilizado en ese momento. Esta función encargada de cambiar voluntariamente de lenguaje y de evitar las interferencias del resto, se denomina ‘’language switching’’. Esta función puede y debe monitorizarse durante una cirugía despierta, realizando las pruebas de lenguaje puesto que conservar las diferentes regiones de cada idioma no es suficiente si se pierde la capacidad para gestionarlos.