Buscar
03:36h. lunes, 26 de julio de 2021

El Hospital de La Candelaria trata con células madres las fístulas perianales complejas por enfermedad de Crohn

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, es pionero en Canarias en introducir el tratamiento con células madre para tratar las fístulas perianales complejas provocadas por la enfermedad de Crohn. 

 

Hospital La Candelaria_Fotor
El centro sanitario es pionero en Canarias en incorporar un tratamiento quirúrgico ambulatorio que tiene una tasa de curación del 50%

La Unidad de Cirugía Colorrectal del servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo amplía así el abanico terapéutico para el abordaje de estas lesiones  mediante una novedosa técnica, de tan solo media hora de duración, con la que se mejora la calidad de vida de los pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales que padecen este tipo de patologías. 

Es el caso de la enfermedad de Crohn, que puede presentar diferentes manifestaciones clínicas en distintas partes del tubo digestivo en forma de fístulas, con una frecuencia de entre un 10 y un 25% de casos. 

Para los profesionales de la Unidad de Cirugía Colorrectal del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, “el tratamiento con células madre se presenta como una alternativa terapéutica eficaz para este tipo de pacientes, cuya tasa de curación se sitúa en torno al 50 %”, explican los especialistas. 

El procedimiento a realizar por los especialistas consiste en legrar previamente el tramo afectado de la fístula, cerrar el orificio de la fístula que se encuentra en el recto e inyectar posteriormente el tratamiento de células madre por el orificio.  

“Si no existe ningún tipo de complicación añadida, el paciente puede regresar a su domicilio sin requerir hospitalización posterior”, detallan desde la Unidad de Cirugía Colorrectal del servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. 

La incorporación de esta técnica supone un paso más en el catálogo de opciones terapéuticas para el tratamiento de enfermedades coloproctológicas.