Buscar
lunes, 06 de febrero de 2023 17:00h.

El Hospital Dr. Negrín trata los tumores de páncreas localmente avanzados con radiocirugía guiada por sistema GPS

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, es el primer centro europeo que utiliza un sistema de localización denominado GPS for the body en tumores de páncreas localmente avanzados.

Imagen de un paciente sometiéndose al tratamiento_Fotor
El tratamiento se administra en solo cinco días (de lunes a viernes) durante los descansos o al final de la quimioterapia

El director médico, Daniel Ceballos, el jefe del Servicio de Oncología Radioterápica, Pedro Lara, y el encargado de la Unidad de Cáncer Digestivo y Radioinmunoterapia del servicio de Oncología, Rodolfo Chicas, presentaron este miércoles los detalles de esta técnica, de la que ya se han beneficiado ocho pacientes, en cuya aplicación participan los servicios de Oncología Radioterápica, Oncología Médica, Digestivo, Radiodiagnóstico y Física Médica. 

Daniel Ceballos, en el centro, junto a Pedro Lara (derecha de la imagen), y Rodolfo Chicas (izquierda)_FotorSe trata de primer centro europeo que utiliza este sistema del que ya se han beneficiado ocho pacientes que permite, entre otras ventajas, minimizar los efectos secundarios

Una de las principales ventajas es que permite la administración de altas dosis de radiación al tumor de manera precisa, minimizando los efectos secundarios al evitar la exposición de tejidos y órganos sanos a dicha radiación. Este protocolo complementa el tratamiento quimioterápico utilizado en estos pacientes, con el objetivo de lograr un mayor control local, disminuir la recidiva local, mejorar la calidad de vida de los pacientes y conseguir, en algunos casos, que tumores irresecables puedan ser operados mejorando la supervivencia de estos pacientes.  

El sistema GPS monitoriza el movimiento del tumor 25 veces cada segundo, interrumpiendo la radiación si el tumor modifica su posición en más de tres milímetros. Solo se vuelve a irradiar cuando el tumor vuelve a la posición perfecta para la irradiación. 

Esta técnica se puso en marca por el servicio de Oncología Radioterápica del centro hospitalario en 2016 para el tratamiento del cáncer de próstata, y ahora se hace extensiva a los pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado. El tratamiento se administra en solo cinco días (de lunes a viernes) durante los descansos o al final de la quimioterapia. Esto supone que el paciente no tiene que interrumpir el tratamiento sistémico y a la vez se disminuyen los efectos secundarios de la asociación de ambos tratamientos y la frecuencia de ingresos hospitalarios. 

Incidencia cáncer de páncreas

La incidencia de cáncer de páncreas aumenta. En 2017, se diagnosticaron en España 6.760 nuevos casos. Cuando no es operable, la progresión local del tumor supone un grave problema para el paciente. La radioterapia ha sido un elemento indispensable en el tratamiento de esta patología.

Sin embargo, el páncreas esta rodeado de órganos en movimiento (intestino, estómago, etc.) muy sensibles a la radioterapia, lo que limita su control por los tratamientos convencionales. Lo ideal es poder administrar dosis más altas de radiación, sin dañar los tejidos normales, para obtener mejores resultados clínicos.