Buscar
martes, 28 de mayo de 2024 23:40h.

Los hospitales del SCS realizan 2.727 intervenciones quirúrgicas con cirugía robótica

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informa de que los diferentes servicios médicos de los hospitales universitarios del Servicio Canario de la Salud (SCS) de las islas capitalinas intervinieron con cirugía robótica a un total de 2.727 personas desde la puesta en marcha de esta tecnología durante el primer cuatrimestre de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Intervención con Da Vinci en el Hospital Negrin(1)
Urología, Cirugía General y Digestiva, Obstetricia y Ginecología, Cirugía Torácica y Otorrinolaringología son las especialidades que recurren a esta modalidad quirúrgica

Entre las especialidades médicas que más intervenciones realizaron con esta técnica quirúrgica desde su puesta en marcha figuran Urología con 1.135 operaciones, Cirugía General y Digestiva con 948, Obstetricia y Ginecología con 385, Cirugía Torácica con 138 personas intervenidas y Otorrinolaringología con 94 operaciones desde 2019. 

 

Incremento de la actividad en el último año

 

La actividad quirúrgica desarrollada con robot Da Vinci durante 2023 alcanzó las 808 intervenciones, lo que supone un incremento del 21,9 por ciento con respecto a 2022, ya que ese año se había intervenido a 663 personas.

 

El robot Da Vinci, incorporado a la cartera de servicios del SCS en 2019, es una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria.

 

Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión 3D del interior del paciente. El cirujano puede controlar cada uno de los brazos robóticos que a su vez posee una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Esta circunstancia permite realizar una cirugía de gran precisión, sin el más mínimo temblor, con excelentes resultados.

 

Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del SCS de alrededor de ocho millones y medio de euros.