Buscar
jueves, 13 de junio de 2024 01:58h.

Manifestación el 20 de mayo con el lema "Canarias ya no es un Paraíso, por un cambio de modelo"

ATAN convoca una gran manifestación conjunta con diversos colectivos ecologistas que se celebrará el próximo 20 de mayo bajo el lema “Canarias ya no es un Paraíso, por un cambio de modelo”. La manifestación saldrá desde el parking del Metrópolis en Las Américas hasta la Plaza Pescadora en Los Cristianos.

 

Mani ATAN-197(1)
Manifestación el 20 de mayo con el lema "Canarias ya no es un Paraíso, por un cambio de modelo"

La presente iniciativa parte de varias asociaciones, científicas/os y divulgadores/as que ven la necesidad de salir nuevamente a la calle. Consideramos que; dado el histórico de manifestaciones realizadas en la zona metropolitana de la isla en días no laborables, es necesario hacerla en el origen de muchos de nuestros problemas: los espacios hiperturistificados del sur de Tenerife.

Esto supone una repercusión directa y la puesta en conocimiento de la situación de las islas a los turistas que se encuentren en el lugar. De esta forma, podremos llamar la atención de empresarios y políticos de una forma más efectiva que con las manifestaciones realizadas previamente.

La manifestación se plantea justo una semana antes de las elecciones municipales y regionales, algo que esperemos presione a los partidos que se presentan a posicionarse en cuestiones que, actualmente, ni siquiera llevan en sus programas electorales o que, si llevan, es de forma frontalmente opuesta a las necesidades actuales.

La sociedad de las islas, entre indignación y hartazgo, ya ha hecho propias de forma generalizada reivindicaciones como la moratoria turística, la ecotasa o la necesidad de contar con espacios naturales bien protegidos, sin embargo, necesitamos poner sobre la mesa debates reales y aplicables de modelos turísticos sanos y sostenibles económica, social y ambientalmente, siguiendo el camino iniciado en regiones hiperturistificadas que han empezado a lograr cambios.

En esta manifestación queremos plantear conceptos que en otras ocasiones han quedado de lado como el decrecimiento o la ley de vivienda y residencia que, en nuestras islas, están totalmente relacionados. En nuestro territorio no hay cabida para más viviendas de lujo, más hoteles, más carreteras, más vehículos privados, más viviendas vacacionales, más turistas o más nómadas digitales.

No se puede abordar la preservación del medio ambiente sin afrontar algunas de las cuestiones que le afectan de forma directa y masiva.

Hablamos siempre de un decrecimiento justo, algo muy importante en unas islas con una población en riesgo de pobreza que ronda el 40%. En un territorio limitado y con recursos escasos y en retroceso, seguir creciendo es un absoluto sinsentido y no beneficia a la población local. Tenemos datos de sobra para afirmar que el problema del agua son los campos de golf, los “aguatenientes”, el monocultivo platanero, o los macro-complejos turísticos y hoteles, no la población residente que es la que en primer término sufre los cortes de suministro como está ocurriendo en Fuerteventura.

Se hablaría, además, de límites a los nómadas digitales, de prohibición de compra de suelo o vivienda para especular, de comprar una villa en un “ecoresort” como Cuna del Alma, de empresas y personas que se asientan en las islas por sus “ventajas” fiscales que no son otra cosa que una evasión fiscal; o de empresas que vienen a comprar o construir vivienda para convertirlas en hoteles de facto. Hablamos de problemáticas que ocurren a costa de los derechos y la calidad de vida de todas las personas que vivimos en las islas, además del peligroso agotamiento de los recursos que necesitamos para vivir. Como ejemplos claros de esta pérdida de calidad de vida, tenemos los atascos en los que vivimos inmersos, las calimas cada vez más frecuentes, la pérdida de biodiversidad, el deterioro de nuestros espacios naturales o la gran dificultad de acceso a la vivienda.

Es importante destacar que no hablamos de personas que se encuentran envueltas en procesos migratorios huyendo de sus zonas de origen por situaciones que amenazan su bienestar, el de sus familias o que escapan a su control.

Por todo ello, como solución, queremos plantear un cambio de modelo.

Son problemas sistémicos, por tanto las soluciones son muchas y diversas, por lo que, además de lo anterior, algunas reivindicaciones serán:

 

- Moratoria turística y vacacional.

- Ecotasa.

- Recuperar terreno a la especulación.

- Cultura regenerativa: recuperar los espacios degradados.

- Por un urbanismo para las personas.

- Reverdecer las ciudades.

- Conservación efectiva de nuestros espacios naturales.

- Reservas marinas.

- No más vertidos al mar: por una depuración natural y eficiente.

- Transporte público de calidad.

- No más infraestructuras viarias.

- No a la gentrificación, sino a la custodia urbana y del territorio.

- Espacios de debate libres, seguros y participativos.

- Renovables sí, pero no así.