Buscar
miércoles, 06 de julio de 2022 00:03h.

Manuel Jiménez, director técnico de Argos Life Saving aplaude la iniciativa del Gobierno de regular la seguridad de playas e instalaciones acuáticas

El director técnico de Argos Life Saving, Manuel Jiménez, y presidente de la Asociación Española de Socorristas aplaude la iniciativa del Gobierno de Canarias sobre el decreto en el que trabaja para la regulación de la seguridad y protección que han de cumplirse en playas y piscinas que se encuentra en consulta pública.

 

Manuel_Jimenez-presidente-Asociacion_Espanola_de_Socorristas_EDIIMA20141126_0952_14_Fotor
Manuel Jimenez preside la Asociación Española de Socorristas y es rescatador aéreo, reivindica la profesión de socorrista y pide “que se trate como merece”

Estas medidas, asegura Jiménez, deben apoyarse en acciones de carácter preventivo y divulgador a través de charlas en los colegios y centros y colectivos relacionados con actividades acuáticas que nos demandan ayuda en ese sentido.

Asimismo, Jiménez explica que la información y el conocimiento son definitivos para crear entre la sociedad un cultura de la seguridad acuática y para ello llevamos más de 30 años trabajando en formación, asesorando a organismos y empresas en esta materia.

En ese sentido, precisa que “es sumamente necesario” dignificar la profesión de socorrista, “una profesión que merece ser valorada porque cuando se trata de rescatar a alguien no hay segundas oportunidades y un fallo o una mala praxis pueden decidirlo todo”.

Charlas y talleres gratuitos

Manuel Jiménez, adelanta que desde Argos Life Saving han preparado una serie de charlas y talleres gratuitos que se impartirán en el marco de la feria que organiza Náutica El Pris en el centro comercial Siam Mall de Adeje del 1 al 9 de abril. 

A estos talleres acudirán más de 100 escolares y monitores de surf, kite, kayac, windsurf, entre otros, que demandan formación para poder hacer frente a situaciones de emergencia, tanto fuera como dentro del agua.

“Hay que estar preparados y formados para ejercer la profesión de socorrista, porque salvamos vida y ayudamos a prevenir accidentes, y nuestro personal está preparado para ello, porque en una situación de urgencia el detalle es lo que diferencia lo regular de lo superior”, concluye.