Buscar
23:21h. martes, 19 de octubre de 2021

Las asociaciones de militares, rechazan la raquítica subida salarial reflejada en el proyecto de PGE 2021

Las asociaciones profesionales que llevaron a cabo la primera manifestación de militares de la historia de España, ATME y UMT, celebrada en Madrid el pasado 19 de septiembre del presente año, han mostrado su rechazo, por insuficiente, a la anunciada actualización retributiva del personal militar, cifrada por la subsecretaría de defensa, Amparo Valcarce, en 175 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado del 2021.

I Concentracion Militares_Fotor
Las asociaciones profesionales ATME y UMT, convocantes de la I Manifestación de Militares, rechazan por decepcionantes la raquítica subida salarial reflejada en el proyecto de PGE 2021

Lo único tangible en los presupuestos es la subida del 0,9 % en la masa salarial, a semejanza de lo que ocurre con el resto de trabajadores del sector público, y el incremento del nivel del empleo de soldado del 13 al 14, unos 25 euros exclusivamente para este empleo. 

Otra de las medidas anunciadas, la mejora del componente singular del complemento específico, viene reflejada en el proyecto, como posible, sin fijar cantidades, ni obligatoriedad.

A todo ello, se deberá sumar que los 175 millones citados no son exclusivamente para el salario que recibe el militar, sino que se distribuyen en salarios del personal civil al servicio de Defensa y otros gastos sociales.

Todo esto está muy lejos de las medidas propuestas por las asociaciones profesionales de militares, consistente en una subida lineal de 100 €, como paso previo a una negociación donde se estudiarán todos los conceptos retributivos y una eliminación de la pérdida retributiva de los militares en la reserva al cumplir los 63 años, aprobada por el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas por unanimidad y que debido al rechazo del ministerio de Hacienda dormita sin plazo de aprobarse.

Las asociaciones profesionales de Tropa que estuvieron en la manifestación de Madrid, representando a todo el colectivo militar en la defensa de sus intereses, sin importar escalas ni empleos, no pueden mostrarse conformes a esta subida publicitada desde Defensa. 

No pueden dar el visto bueno a una actualización irreal que perpetúa al colectivo militar, sobre todo a la tropa y marinería, seguir siendo los servidores públicos peor retribuidos y con peores condiciones de trabajo.

Los ciudadanos de este país han podido ver a sus militares en las calles gritando dignidad en sus salarios y en su carrera militar.

ATME y UMT rechazan las raquíticas subidas propuestas en el proyecto de presupuesto, alejadas de lo demandado, y el desprecio a las asociaciones profesionales a la hora de aprobar medidas que afectan a sus representados.

Estas actuaciones, lejos de apaciguar el ambiente reivindicativo por los bajos salarios en comparación con otros servidores públicos, hacen hoy más necesaria que nunca la unidad de acción y seguir el camino iniciado con la movilización en Madrid del día 19 de septiembre.

MENOS PALABRAS Y MÁS HECHOS. RETRIBUCIONES DIGNAS