Buscar
miércoles, 06 de julio de 2022 00:03h.

“El paro desciende un 2,63% en Canarias mientras en el Estado lo hace en un 3,29%”

Según los datos publicados hoy 2 de junio de 2022 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre los registros del Servicio Público de Empleo Estatal el paro ha descendido en 5.239 personas en Canarias en el mes de mayo, lo que ha supuesto una caída del 2,63% con respecto al mes anterior, situándose así en 193.742 desempleados.

EMPLEO TRABAJO paro_Fotor
El paro desciende un 2,63% en Canarias

Sin embargo, ese descenso ha sido más pronunciado en el conjunto del Estado, que ha visto bajar el desempleo en 99.512 personas, lo que en términos relativos se traduce en un -3,29%.

En cuanto al dato interanual, el paro disminuyó en las islas en 83.675 personas, lo que en términos porcentuales implicó un descenso del 30,16 % con respecto a abril de 2022, siendo el descenso a nivel nacional del 22,70%.

Estas cifras conocidas hoy, reflejan tanto en términos interanuales como intermensuales un descenso en el desempleo de todos los sectores de actividad, destacando principalmente el sector servicios en un mes tradicionalmente bueno para el empleo.

Sin embargo la intensidad de caída en Canarias es mayor cuando nos comparamos con un año de restricciones a la movilidad de personas a consecuencia de la crisis provocada por la covid- 19, pero al hacer la comparación entre meses en los que ya no existen tales limitaciones, aun cuando la Semana Santa cayó este año 2022 en el mes de abril, vemos como los descensos son inferiores en el Archipiélago, en parte viene motivado por encontrarnos en la temporada baja turística.

En cuanto los contratos registrados se produce un descenso mensual de la contratación indefinida en Canarias en un -7,40%, sucediendo lo contrario con la contratación temporal, +2,29%. Si profundizamos en el tipo de contrato vemos el 36,2% de los indefinidos corresponden a la modalidad de fijos discontinuos.

Por lo que tal y como veníamos comentando la evolución del mercado laboral va acompasada con la economía, y en el caso de la nuestra, altamente tercerizada y dependiente de las temporadas turísticas, los contratos en los que ha encontrado acomodo la realidad económica de la isla ha sido la figura del fijo discontinuo, por lo que se trabajan las mismas horas que antes de la reforma laboral pero ha cambiado la tipología del contrato utilizado.