Buscar
18:34h. lunes, 02 de agosto de 2021

Los rastreadores militares de Canarias alcanzan ya los ocho meses de continuo apoyo a la lucha contra la pandemia

Este pasado 28 de mayo se cumplían los 8 meses desde que la Brigada “Canarias” XVI (BRICAN XVI) del Mando de Canarias realizó la transferencia de responsabilidad con la Unidad Militar de Emergencias (UME) como autoridad de coordinación del despliegue de las Unidades de Rastreadores Militares en las Islas Canarias.

Rastreadores covid militares 1_Fotor
Los rastreadores militares de las Fuerzas Armadas de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica “Canarias”, alcanzan los ocho meses de constante trabajo encuadrados en la Operación “Misión Baluarte”

Desde ese momento la Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVe) “Canarias”, la cual integra rastreadores militares del Ejército de Tierra, Ejército del Aire y Armada, está trabajando de manera continua y constante apoyando en la lucha contra el coronavirus, dando respuesta a las necesidades de la Comunidad Autónoma en las diferentes islas del archipiélago canario.

Rastreadores covid militares 2_Fotor

Esta Unidad de Vigilancia Epidemiológica se encuentra integrada dentro del Mando Componente Terrestre (MCT), liderado por el Cuartel General de la Fuerza Terrestre, de la Operación "Misión Baluarte", en el marco de la cual las Fuerzas Armadas canalizan su apoyo a la sociedad en la lucha contra la pandemia del COVID 19, actuando en múltiples ámbitos.

Rastreadores covid militares 4_Fotor

Para las actividades de rastreo y vigilancia epidemiológica sobre el personal positivo en COVID 19 y el entorno de posibles contagios, actualmente están alistados 125 militares, 93 pertenecientes al Ejército de Tierra, 11 del Ejército del Aire y 21 de la Armada, de los cuales en estos momentos hay 36 rastreadores activados desplegados en cuatro islas de la siguiente forma:

6 rastreadores del Ejército del Aire en el Hospital Molina Orosa de Lanzarote.

5 rastreadores de la Armada y 5 rastreadores del Ejército de Tierra en la Biblioteca Municipal de Las Palmas de Gran Canaria, además de 5 rastreadores del Ejército de Tierra en la Dirección de Salud Publica en Las Palmas de Gran Canaria.

5 rastreadores del Ejército de Tierra en la Dirección de Salud Publica en S/C de Tenerife y

5 rastreadores del Ejército de Tierra en el Centro de Rastreo que Atención Primaria ha instalado en el Recinto Ferial de S/C Tenerife.

5 rastreadores del Ejército de Tierra en el Hospital General de Fuerteventura.

En estos ocho meses de continuo y callado trabajo, la UVe Canarias ha ido variando el número de rastreadores militares activados en función de las necesidades planteadas por las autoridades de las distintas islas y en consonancia con la evolución de la pandemia, llegando a desplegar hasta un número de 69 rastreadores a mediados del mes de febrero, para apoyo a la contención de la 3a ola provocada por el coronavirus, con la siguiente distribución:

9 del Ejército del Aire en Lanzarote; 10 del Ejército de Tierra en Fuerteventura; 20 del Ejército de Tierra y 15 de la Armada en Gran Canaria; y 15 del Ejército de Tierra en Tenerife.

Hasta la fecha, los rastreadores militares en Canarias han participado en la gestión epidemiológica de más de 19.000 casos positivos confirmados de COVID 19, que han supuesto más de 35.000 llamadas a contactos estrechos y 22.500 llamadas de seguimiento de los casos, gestionando además más de 7.000 citas para vacunación contra el coronavirus.

Destacar otras labores incluidas dentro de la Operación “Misión Baluarte” desarrolladas en este periodo como las acciones de desinfección en diferentes centros de salud de la isla de Lanzarote en el mes de enero, así como el apoyo que actualmente y de forma periódica se está realizando por las unidades del Mando de Canarias en la recepción, transporte y entrega de vacunas a las respectivas autoridades sanitarias, la última llevada a cabo el pasado 28 de mayo.

También mencionar el apoyo que se está realizando en distintos acuartelamientos de Tenerife y Gran Canaria en la vacunación de los deportistas españoles que participarán en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio para que estén debidamente vacunados, con el fin de evitar cualquier posible contagio.

Todas estas actividades y trabajo continuo muestran el claro compromiso y disponibilidad permanente de nuestras Fuerzas Armadas al servicio de la sociedad para todo aquello en lo que pueda ser necesario.