Buscar
19:34h. lunes, 02 de agosto de 2021

San Juan de Dios inaugura la residencia para personas dependientes de salud mental

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha inaugurado la residencia para la atención de personas dependientes por patologías de salud mental, ubicada en la urbanización Zurbarán de Tafira. 

El gerente de San Juan de Dios ha explicado que, entre los dos centros de la Orden, suman 90 plazas de salud mental_Fotor
El gerente de San Juan de Dios ha explicado que, entre los dos centros de la Orden, suman 90 plazas de salud mental

Al acto han acudido el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales; la consejera de Política Social y Accesiblidad, Isabel Mena; el Gerente del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Jorge Ramos; el Obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos; el director general de centros de la Orden, Juan José Afonso; y el Superior Provincial de San Juan de Dios en España, el hermano Amador Fernández.

A partir de ahora, este centro, dotado de 1.440 metros cuadrados y que fue cedido por el Obispado de Canarias para este uso, recibirá a 60 usuarios dependientes por problemas de salud mental en régimen residencial, plazas que el IASS subvencionará a través de los fondos del convenio de la dependencia en la isla suscrito con el Gobierno de Canarias.

El acto de inauguración ha consistido en una visita a las renovadas instalaciones, que se dividen en cuatro plantas y un semisótano. Cada una de ellas cuenta con siete dormitorios dobles y adaptados para personas con movilidad reducida y uno individual. La planta baja dispone de recepción, salas de estar, despachos, cuatro aseos adaptados, salas de consulta y enfermería, salas de talleres, sala de reuniones, cocina y comedor, entre otras dependencias.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, ha destacado en sus palabras para la apertura “la incuestionable labor social que viene haciendo la Orden en Gran Canaria desde su llegada en 1947, lo que la hizo merecedora del Roque Nublo de Plata en 2015” y se mostró orgulloso de la aportación de más de un millón de euros de por parte de Presidencia de la institución insular para la rehabilitación del edificio, y de la “colaboración entre diversas instituciones que ha permitido abrir un nuevo centro que triplica la oferta de plazas para personas con problemas de salud mental en Gran Canaria”.